Este jueves fue un día de negativas para Racing. Es que en medio de la búsqueda de refuerzos, el club recibió varios "no" en las negociaciones por tres futbolistas.

La prioridad es Lucas Zelarayán, pero Tigres de México, club dueño de su pase, no contestó la oferta de más de 6.000.000 de dólares que hizo la Academia para poder contratarlo, aunque ahora parece que la academia se estiraría a 7. Sebastián Blanco es el plan B en caso de que no llegue el Chino, pero el Portland de la MLS estadiunidense rechazó los 3.000.000 de dólares por la mitad de la ficha del ex San Lorenzo y Lanús, que lleva un año en aquella liga. El club norteamericano pretende vender un porcentaje mayor del pase.

Otro tema muy complicado es el relacionado al chileno Eugenio Mena, cuya llegada fue perdiendo potencia con el correr de los días. Desde el club dejaron de hablar del chileno que juega en el Bahía de Brasil y por el momento su llegada está fría.

Varios medios de Brasil publicaron el préstamo del jugador valdría 700.000 dólares, y el chileno expresó públicamente que quiere dejar Brasil para venir a jugar a Racing, pero su salida se complicó, por supuestos contrastes económicos.

Lucas Olaza, de Talleres, también apareció en la órbita pero es imposible. Al interés de Boca, River y el fútbol europeo, en Córdoba cotizaron al defensor en 6.000.000 de dólares, una cifra que en Racing no están decididos a abonar.