Se lo ve feliz, metido en el proyecto. Con grandes expectativas y deseos de tener, junto a sus compañeros, un gran segundo semestre. Está cada vez más afianzado en Independiente, lo que pone cada vez más lejos aquella etapa de murmullos. Juan Sánchez Miño se muestra entusiasmado en un club en el que no se amilanó a pesar de las exigencias. "En Independiente encontré mi lugar en el mundo; un lugar donde puedo disfrutar en esta etapa de mi carrera. La paso muy bien, disfruto de ser local, de jugar la Copa, de entrar al vestuario", analizó el polifuncional jugador en rueda de prensa.

El ex Boca y Estudiantes le ha rendido al equipo en varias posiciones. Como marcador de punta, como volante por la izquierda, como volante central y hasta como zaguero cuando la circunstancia lo requirió. Por eso, ante la consulta sobre la posición en la que mejor se siente, explicó: "ahora lo vengo haciendo de lateral, pero Ariel (Holan) sabe que puede contar conmigo para la posición que sea".

Mucho respeto

En la primera salida a escena oficial de la temporada, el Rojo debutará en Copa Argentina frente a Central Ballester. Un compromiso de antemano accesible pero que Sánchez Miño pide no considerarlo ganado antes de disputarlo. Al respecto, comentó: "Analizamos a todos los rivales. Subestimarlos sería pecar. Ningún rival es más o menos que otro. Tenemos que prepararlo sabiendo que es un partido importante".

Por otra parte se mostró entusiasmado con lo que se viene, un semestre que además de Copa Argentina, encontrará a Independiente disputando la Superliga, la Suruga Bank y la Copa Libertadores, la gran prioridad. "El equipo está mentalizado, sabiendo que hay mucha competencia y que vamos a necesitar de todos. Se va a viajar mucho y es importante que todos estén a disposición porque precisamos de todos los jugadores", cerró.