Durante el receso, Gabriel Heinze prendió velas para que no emigraran Matías Vargas y Mauro Zárate, los dos futbolistas más relevantes del plantel. Y hasta el momento se está cumpliendo el cometido, considerando que este martes retomó Vélez a los trabajos con ambos jugadores presentes.

De todas formas, no todos los presentes tienen garantizada su continuidad. Esto se debe a que Gonzalo Yordan y Nicolás Tripichio entrenaron en el gimnasio porque no seguirán en la institución, algo similar a lo que ocurre con Alan Aguerre que no llegó a un acuerdo para renovar. A su vez, Ramiro Cáseres podría emigrar a préstamo.

Por otra parte, el Gringo promovió a Facundo Perrone (arquero), Álvaro Barreal (mediocampista de creación), Ariel Muñoz (enganche) y Lucas Orellano (delantero), mientras que volvió a darle una oportunidad a Nahuel Arena, juvenil categoría 98. Según trascendió en el Fortín, la próxima semana podrían subir cinco juveniles más.