Arrancó el 2019 y los problemas ya comenzaron a aparece en Boca. La derrota ante Unión en el primer amistoso del verano generó un cimbronazo en el xeneize, que viene de cerrar una temporada para el olvido en lo futbolístico, luego de perder la final de la Libertadores en manos de River. Entre las principales novedades de la presente temporada fue la llegada de Nicolás Burdisso para hacerse cargo de la dirección deportiva. Desde que asumió en su nueva función, el ex futbolista del club no para de trabajar en los cambios que considera necesarios para llegar a lo que pretende. Luego de asumir la responsabilidad de elegir al nuevo entrenador tomó otra decisión fuerte en las últimas horas: le puso fin al ciclo del coordinador de inferiores Claudio Vivas, quien se había hecho cargo de las juveniles en febrero del 2017, al reemplazar a Jorge Coqui Raffo.

Si bien Vivas tenía contrato con Boca hasta diciembre de este año, parece ser que Burdisso no estaba contento con el trabajo desempeñado por el coordinador desde el año 2017, momento en el cual reemplazó al anterior coordinador Jorge Raffo.

Aparentemente, Burdisso, que fue jugador de Vivas en la Selección de Bielsa, no dio explicaciones de la decisión que tomó y esta salida se da un día después de que Oscar Regenhardt, que estaba trabajando en las juveniles de Patronato y que ya tuvo un paso por las categorías formativas de Boca, dejó el club entrerriano porque tendría todo acordado para regresar al Xeneize.

Respecto a la decisión tomada, el propio Burdisso declaró: "La idea que empezamos a hablar hace un tiempo era de hacer un proyecto general. En ningún momento lo pensé de manera única para el fútbol profesional. Soy un producto de las divisiones inferiores y es un lindo momento para crear algo desde lo humano y lo deportivo".

Dos episodios que lo marcaron

El recorrido de Vivas por el Xeneize tuvo algunos episodios que marcaron su trabajo. El mismo año en el que asumió, en un partido entre la Cuarta de Boca y Colón, tuvo un cruce con el chico Thiago Grandis. "Vivas le dijo a mi hijo ´cerrá el orto y fijate cómo defendés' y mi hijo lo insultó", había contado Flavio, el papá del chico. Por ese motivo, el volante nacido en 1998 dejó la institución. El más reciente, en septiembre del 2018, volvió a ser protagonista cuando supuestamente agredió con dos cachetadas a un juvenil. Según trascendió, el chico había entrado cantando al vestuario en contra de River y Vivas, desencantado por eso, habría reaccionado de mala manera.

Bermúdez apoyó la decisión

El Patrón Bermúdez, ex defensor del club, apoyó públicamente a través de su Twitter la decisión de Burdisso: "El camino de identidad propia y sentido de pertenencia se inicia con tener dentro del club gente que ame los colores y que no esté sólo de paso en Boca. Apoyo las decisiones de Burdisso y ojalá éstas no sean valoradas sólo con resultados deportivos".

Comentarios