Las cosas que se hacen de apuro y en forma desesperada, tarde o temprano quedan a la vista de todos. Ariel Holan desarmó un sector importante de un equipo como lo es el ataque. Primero dejó escapar a quien en el momento de la decisión era uno de los goleadores de la Superliga (Emmanuel Gigliotti) y poco después a otro que podía aportarle soluciones (Leandro Fernández).

Esto se sumó a las frustradas negociaciones por Christian Cueva y Fernando Zampedri, lo que impidió que Independiente encuentre un reemplazante natural para el rendidor Puma. El problema es que quien para el DT sería su centrodelantero, acaba de lesionarse y no podrá estar el sábado en San Juan.

Así, el único "9" natural que quedó a disposición es Mauro Molina a la vez que "fabricó" uno poniendo a Martín Benítez como falso centrodelantero. Debido a que al primero aún no lo veía listo para tomar la responsabilidad de arrancar como el referente de área del equipo, el entrenador tenía pensado probar con el misionero entre los centrales, tal como lo hizo en el amistoso veraniego ante Gimnasia.

Sin embargo, todo hace indicar que Benítez no podrá ser de la partida en la provincia cuyana debido a que sufre un traumatismo en el muslo de la pierna derecha, situación por la que trabajó en kinesiología y en el gimnasio. Si se tratara de una "final", el volante ofensivo estaría ante el comprometido equipo de Rubén Forestello. Pero como a la semana se viene Racing, el cuerpo técnico no quiere exponerlo a un desgarro que lo dejaría no sólo sin clásico sino también sin otros dos o tres partidos. 

De esta manera, se abre la posibilidad para que debute desde el arranque el chico Molina o que se incline por Cecilio Domínguez como único punta. 

Tras la práctica de este jueves en Villa Domínico, el DT podría empezar a dar indicios de la formación. El que sí estará a pesar de que trabajó aparte por un traumatismo de tobillo es Guillermo Burdisso

Por otra parte, en la prueba táctica de este miércoles, Holan probó con Nicolás Domingo como titular. Si se confirma su presencia, deberá cuidarse en San Juan porque acumula cuatro amarillas y corre el riesgo de quedar al margen del derby de Avellaneda.

Comentarios