El fútbol tiene muchas historias de esas que merecen conocerse. Tal vez uno esté acostumbrado a lo que les pasó a las grandes figuras cuando arrancaron desde muy abajo, pasando necesidades y dejando a la familia en busca de algo mejor. O de un sueño. En este caso hacemos referencia a Mario Gabriel Godoy, un marcador central de 23 años que dejó su Goya (Corrientes) natal para venir a Buenos Aires a jugar al fútbol, tal como hacía allí. Claro que no lo hizo con el fin de ponerse "ya" la camiseta de uno de los grandes, sino que desembarcó en Campana para jugar en Puerto Nuevo, en la Primera D. "Me formé en Huracán de Goya, tuve la oportunidad de probarme en Gimnasia La Plata, entrené con la Reserva y me volví a Goya a jugar el Regional Amateur", le cuenta Mario a "Crónica del Ascenso".

Su abuela Antonia, fundamental en su vida.
Su abuela Antonia, fundamental en su vida.

-¿Cómo llegaste de Goya a Puerto Nuevo?

-Un profe de Goya me dijo si quería venir a jugar acá, que tenía un conocido. Le dije que terminaba el torneo y venía. Juan Carlos Ortiz, dirigente de Puerto Nuevo, me propuso venir acá, con casa y trabajo. Allá trabajaba en una carpintería.

-Dejaste Corrientes para venir a jugar en Primera D. ¿Sabías a dónde venías?

-Lo hice para cambiar y ver cómo se jugaba acá. La categoría de allá es la misma y acá te miran con otros ojos, te ven más que en el interior. Yo salí de la zona de confort para cumplir mi sueño.

-¿Qué sabías de Puerto Nuevo?

-Poco, pero busqué, averigüé y dije que no podía dejar pasar esta oportunidad ahora. Hablé con mi familia, me apoyaron, agarré mis cosas y me vine.

-¿Con quién vivías?

-Con mis abuelos. Mi mamá vive en el campo y yo voy y vengo.

-¿Cómo fue la charla en la que les dijiste "voy a Buenos Aires a jugar al fútbol"?

-A la primera que siempre le cuento las cosas es a mi abuela Antonia. Hablé con ella y le dije "si me das el ok me voy". Me dijo "andá, sabés que nosotros te apoyamos". No le conté a nadie más, porque otras veces que me iba a salir algo, al final no se dio.

-Hiciste conocido a Puerto Nuevo en Goya…

-Jajaja, si. Lo empezaron a seguir, miran los partidos y todo.

-¿Cómo viniste hasta acá?

-Me trajo Juan Carlos, que es de allá y él va a viene seguido. Vinimos en auto.

-¿Donde vivís?

-En Campana, en una casa que tiene él. Vivo solo. La ciudad es linda, tranquila. Es distinto a Goya…

-¿De qué trabajás acá?

-En una empresa de andamios y hago trabajos de pintura, acomodo cosas y demás. Por suerte, los días de partido no tengo inconveniente y tengo el permiso para ir a jugar, junto a otros compañeros que trabajan ahí.

-¿El lugar de trabajo te queda cerca?

-Hay dos casas de diferencia… El estadio me queda a cinco cuadras y el predio donde entrenamos a unos 20 minutos, pero un compañero me pasa a buscar. Gracias a Dios es todo muy cómodo

-¿Volviste a Goya?

-Si, con el parate fui allá, entrené y visité a la familia.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos