Mariano Messera, integrante de la dupla técnica de Gimnasia y Esgrima La Plata, manifestó que no tienen "nada que reprochar" a sus jugadores, tras el empate sin goles de este sábado ante Huracán. Además, aseguró que "un gol mal anulado" y el esfuerzo de afrontar una seguidilla de partidos afectó el rendimiento del equipo.

"El equipo luchó en un partido parejo y tuvimos las situaciones más claras. No tenemos nada que reprochar a los jugadores", dijo Messera tras el partido de la novena fecha de la LPF. Además, esgrimió que una falla arbitral los privó "de un gol legítimo".

El entrenador sostuvo que "el equipo dio respuestas, intentó, metió y recordemos que volvimos a jugar otra vez en menos de 72 horas. Fuimos los más perjudicados jugando tres partidos en seis días". "Queríamos ganar, volver al triunfo y sumar de a tres, pero aunque lo buscamos hasta el final no lo logramos", añadió.

Otra vez sobre el fallo arbitral que le anuló un gol a su equipo, Messera dijo que "nos preocupa el tema de los fallos arbitrales en contra". "Queríamos ganar y ese gol lícito el línea no lo vio. No había nadie en posición adelantada y te saca la chance de ganar un partido importante", concluyó.

El otro integrante de la dupla, Leandro Martini, dijo por su parte que "fue un partido disputado y duro, tuvimos el gol anulado y dos situaciones muy claras, una de Rodrigo Holgado abajo del arco y después tuvimos otra clara con Nicolás Contín". "Nos falta ajustar para poder abrir los partidos y es algo que trabajamos”, cerró.

Comentarios