Sin lugar a duda el 2020 será recordado como uno de los peores años en la historia. No sólo por la pandemia de coronavirus, que generó un sinfín de decesos y contagios, sino también porque fueron doce meses marcados por importantes muertes en el mundo del deporte, teniendo su broche negativo en los últimos días, con los fallecimientos de Diego Armando Maradona y Alejandro Sabella.

David Stern – 1° de enero

En el primer día del calendario, una triste noticia teñía de luto a la NBA y al básquetbol en general: El ex Comisionado de la máxima competencia en dicho deporte perdió la vida a los 77 años tras padecer un derrame cerebral y ser operado de urgencia. Durante su extenso mandato en el cargo, se le atribuye ser el responsable de la globalización de la NBA, se amplió el torneo en cantidad de franquicias e impuso “mano dura” en momentos donde se necesitaba. A su vez, también los jugadores le realizaron cuatro paros, reclamando mejores condiciones laborales y salariales.

Juan José Pizzuti – 24 de enero

El fútbol argentino sufrió su primer gran golpe: la mañana de un viernes caluroso, Racing anunciaba en sus redes sociales el fallecimiento de un ídolo y emblema de la institución. A los 92 años, Pizzuti dejó físicamente el planeta y se transformó en la leyenda que supo ser como entrenador. Es que bajo su mandato, el club de Avellaneda se transformó en un conjunto de temer, obteniendo el título de Primera División en 1966, la Copa Libertadores 1967 y la Intercontinental del mismo año, siendo el primer representativo argentino en ganar dicho trofeo, que lo consiguió en lo que es el recordado gol del ChangoCárdenas contra Celtic, en Montevideo. Durante su mandato, se transformó en récord: fue el entrenador que mantuvo la mayor racha invicta del fútbol argentino, con 39 partidos sin perder, que recién la pudo superar Carlos Bianchi, con Boca, varias décadas después.

Kobe Bryant – 26 de enero

El primer gran cimbronazo dentro del mundo deportivo. En el mediodía de ese domingo, en California, un helicóptero privado se estrelló en un cerro de Calabazas, perdiendo la vida en el acto la ex estrella de Los Ángeles Lakers, su hija Gigi y otras siete personas: Christina Mauser (entrenadora), Alyssa Altobelli (jugadora), Payton Chester (jugadora), Jonh y Keri Altobelli (padres de Alyssa), Sarah Chester (madre de Payton) y Ara Zoboyan (piloto y padre de Payton). El vuelo partió desde Orange County y tenía que llegar a El Monte, al Mamba Academy, para observar un entrenamiento del equipo femenino, pero en el camino sufrió el accidente que, tras varias investigaciones, se debió a la presencia de neblina en la zona que dificultó la visión del piloto y produjo el fatal y trágico deceso. La aeronave, un Sikorsky S-76B construido en 1991, partió del aeropuerto John Wayne a las 9.06 de aquel domingo, según los registros de vuelo disponibles al público. Luego sobrevoló la ciudad de Los Ángeles de sur a norte rumbo a El Monte sin reportar accidente alguno. Cuarenta minutos después de haber despegado se estrelló en un monte que se puede ver fácilmente desde Santa Mónica. Durante el vuelo, los controladores aéreos le advirtieron al piloto que estaba volando “demasiado bajo” poco antes de que el aparato se estrellara. Kobe es una leyenda en la franquicia californiana, donde jugó por 20 temporadas y conquistó 5 anillos de campeón, siete títulos de Conferencia, participó en 18 All Star Game, tres veces fue el máximo anotador de la temporada, es el jugador que más puntos metió en la historia de la franquicia y desde este año ingresó al Salón de la Fama.

Kobe, leyenda de los Lakers.

Carlos Barisio – 5 de febrero

El arquero récord del fútbol argentino falleció a los 69 años tras pelear el último tiempo contra una dura enfermedad. Su nombre pasó a la inmortalidad estadística en julio de 1981 cuando sufrió un gol de Humberto Rafael Bravo en un empate 1-1 entre Ferro y Talleres que significó el fin de su emblemática marca sin recibir goles en primera división: acumuló un total de 1.075 minutos.

Braian Toledo – 27 de febrero

Todavía duele y nos seguimos preguntando por qué. Braian era una de las grandes estrellas que tenía el atletismo, no solo nacional, sino también regional y mundial. Sabía de todo su potencial, por eso se fue a vivir a Finlandia, la cuna del lanzamiento de jabalina. Y como persona de buen corazón, nunca  olvidó sus raíces. Por eso en la noche del 26 de febrero dejó su departamento de Capital, agarró su moto y se fue a llevarle comida y ropa a sus hermanos y a su mamá en su Marcos Paz natal. Disfrutó con sus seres queridos y luego emprendió el viaje de regreso a su hogar, donde estaba pasando unos días de vacaciones en medio de la pretemporada previa a los Juegos Olímpicos de Tokio, que tiempo después fueron pospuestos por el coronavirus. Sin embargo, nunca llegó a su casa. Circulando a una velocidad un poco más elevada de lo permitido, el atleta no vio uno de los nuevos “lomos de burro” que se habían colocado en la avenida principal de su municipio, salió despedido e impactó de lleno a un poste de luz. Falleció en el acto, a los 26 años.

El atleta tenía 26 años.

Amadeo Carrizo – 20 de marzo

El mismo día que arrancó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por la pandemia de coronavirus, el deporte recibió un nuevo duro golpe: a los 93 años fallecía el gran arquero que supo tener River y el Seleccionado nacional. Querido y respetado por compañeros y rivales, Amadeo era un adelantado en su época. Es el jugador que más veces se puso la banda roja en el pecho, con 521 veces, y conquistó ocho títulos en el club de Núñez. La plasticidad y la postura activa que mostraba para el puesto le granjeó el apodo de Tarzán en sus primeros años en el fútbol, pero tiempo después la inmensidad de su figura fue encerrada en la mención de su nombre de pila como marca registrada: Amadeo. Por entonces, se lo señalaba como uno de los mejores arqueros de la época junto al ruso Lev Yashin. Fue uno de los tristes protagonistas del “desastre de Suecia”, cuando Argentina llegaba con aspiraciones al Mundial de 1958, pero fue goleado por República Checa por 6-1 y quedó eliminada en primera ronda. Un par de años más tarde, tuvo revancha: ganó la Copa de las Naciones, en Brasil. Argentina venció al seleccionado local, que contaba con Pelé, Gerson, Jairzinho y Gilmar, entre otros, donde le atajó un penal a Gerson en un recordado partido que se jugó en el Pacaembú de San Pablo. También se impuso sobre Portugal e Inglaterra y se adjudicó el torneo sin recibir goles en contra.

Amadeo revolucionó el puesto de arquero (Pablo Villán - Crónica).

Tomás Carlovich – 8 de mayo

No murió, lo mataron. Porque el Trinche se encontraba andando en bicicleta en su Rosario natal, yendo a comprar sus alimentos en medio de la pandemia de coronavirus cuando un grupo de salvajes delincuentes lo abordó, lo golpeó ferozmente con un palo en la cabeza, motivo que lo dejó en grave estado. Y tras estar varios días internado, en la tarde de ese viernes, el mejor jugador de Argentina, según lo definió el propio Maradona, dejó este mundo para transformarse en leyenda. Carlovich tenía todo para triunfar. Es el máximo emblema de Central Córdoba y también brilló con la Selección de su ciudad contra Argentina, en la previa al Mundial del 1974, al punto tal que cuenta la leyenda tuvieron que pedirle al entrenador que lo saque para que no continúe humillando a los defensores nacionales.

El Trinche no murió, lo mataron.

Mauricio Hanuch – 26 de mayo

Muy joven nos dejó el Turco. Con 43 años, se había recuperado de un trasplante de riñón que le había donado su hermana hace 9 años. Sin embargo, un duro cáncer de estómago lo tuvo a maltraer en el último tiempo y tras permanecer internado en grave estado, en la lluviosa tarde de martes, el ídolo de Platense falleció. El también ex jugador de Independiente, Estudiantes de La Plata y Deportivo Morón, entre otros clubes, había viajado a principios de año a Portugal, a visitar a Agustín Marchesín (Porto), a quien representaba. Tras ese viaje, el otrora atacante tuvo que ser internado en el Sanatorio de la Trinidad de Buenos Aires, por "fuertes dolores en el estómago" contó -oportunamente- su hermana. Eso derivó en la enfermedad que muy rápido, y casi sin tiempo a lucharla, terminó con su vida.

Osvaldo Sosa – 6 de julio

A mediados de febrero, Chiche había sufrido un ACV del que nunca se pudo recuperar. Desde que lo padeció, permaneció internado en grave estado en diversos hospitales. Sus amigos y familiares realizaron un sinfín de eventos solidarios para recaudar fondos para poder continuar con el tratamiento.  Sosa fue un futbolista de mucha calidad, que supo brillar en la década del '70 en Argentinos, donde tuvo dos etapas. Debutó en Almagro en 1964, tuvo un breve paso por Independiente y, también, jugó en Ferro. Su carrera como director técnico consta de una foja abundante. Además de todos sus períodos en Argentinos, al que ascendió a Primera División en 1997, dirigió a Almagro, Tigre, Huracán, Colón de Santa Fe, Armenio, Mandiyú de Corrientes, Racing, Talleres de Córdoba, Chacarita, Lanús, Independiente, Quilmes y Atlético Tucumán.

Silvio Marzolini – 17 de julio

El mejor 3 de la historia del fútbol argentino falleció luego de permanecer internado varios días producto de un deterioro en su salud tras sufrir un ACV en 2019. Tenía 79 años y dejó su huella en Boca, donde no sólo brilló en el lateral izquierdo, sino también como entrenador, donde conquistó el recordado Metropolitano de 1981 con Diego Armando Maradona como principal figura. C on buena técnica, salida clara y elegante, garra en el momento de marcar, muy buena proyección por la izquierda y criterio para jugar, siempre fue fuerte en sus convicciones porque íntimamente estaba seguro de sí mismo. Fue así que pudo jugar en Real Madrid, Fiorentina, Juventus o Milan, pero prefirió siempre continuar en el Xeneize, equipo al que llegó procedente de Ferro en 1960 y con el que consiguió todos sus títulos (6) hasta su retiro en 1972.

Diego Maradona – 25 de noviembre

La noticia que nadie quería dar. La que todo el mundo nunca imaginó que podía llegar a ocurrir. El mediodía de ese miércoles, fue completamente atípico y no hay ninguna duda de que todos nos vamos a acordar qué es lo que estábamos haciendo en el momento que se confirmó el fallecimiento de Pelusa. Porque si bien se le puede criticar sus acciones fuera de la cancha, nadie puede negar que el Diez era uno de los mejores de todos los tiempos o por qué no el más destacado de la historia. Ya de chico sabía muy bien lo que quería: “Mi sueño es jugar un Mundial y después ganarlo”. Y vaya que lo consiguió. Surgido de la interminable cantera de Argentinos, se forjó viendo las gambetas de Ricardo Bochini, su ídolo. Debutó en el Bicho y después pasó por una cifra completamente récord a Boca, el club de sus amores donde conquistó el Metro 81. Emigró a Barcelona, donde si bien cumplió no pudo dar todo su repertorio. Tras dos años en el elenco culé, Napoli puso sus ojos en él. Quizá muchos pensaban que era una locura, que era un retroceso en su carrera. Pero él aceptó el desafío, revolucionó la ciudad y logró que un equipo humilde toque el cielo con las manos, tanto a nivel local como internacional. Luego volvió a España, para jugar en Sevilla y en el epílogo de su carrera regresó a nuestro fútbol, para defender los colores de Newell’s y luego ponerle punto final en el Xeneize. Y fue durante su ciclo en la entidad italiana donde alcanzó el pico máximo al ganar el Mundial de México 1986 con el Seleccionado, donde fue la gran figura del conjunto que entrenaba Carlos Salvador Bilardo. En dicho torneo fue el artífice del mejor gol de la historia de la competición, contra Inglaterra cuando gambeteó a cuanto rival se le colocó en el camino, como así también de la recordada “Mano de Dios”, también ante los británicos. En Italia ’90 quedó al borde de la gloria al caer en la final frente a Alemania. Y en Estados Unidos 1994, le “cortaron las piernas” al detectarle un dóping, lo que significó su retiro de los colores nacionales. Pero volviendo al día de su deceso, hay que decir que fue una jornada tristemente histórica que merece un extenso desglose. Primero porque a principio de mencionado mes, y un puñado de jornadas después de festejar sus 60 años, fue sometido a una cirugía de urgencia debido a que el doctor Leopoldo Luque le detectó un hematoma subdural. Luego de permanecer internado en la Clínica Olivos un par de días, recibió el alta y continúo con la rehabilitación domiciliaria en un Country de la zona de Tigre. En dicho recinto, de acuerdo a diversas investigaciones que todavía se están llevando a cabo, no habría tenido la mejor atención, ya sea porque el propio Pelusa “despidió” al personal sanitario que lo quería socorrer, como así también por negligencia de los profesionales que estaban cuidando de su bienestar. El desenlace fatal llegó en horas del mediodía de mencionada jornada. Una de las enfermeras que cuidaba de su salud ingresó a la improvisada habitación creada en un living, constató los signos vitales y al ver que no reaccionaba, llamó al servicios de emergencias, al médico Luque y a la familia de Pelusa, quienes también realizaron comunicaciones pidiendo asistencia urgente para Diego. Sin embargo, a pesar de la rapidez en la llegada, nada pudieron hacer para impedir el deceso del ídolo. Un día más tarde, una verdadera multitud lo despidió en un velatorio realizado en la Casa Rosada, que debió finalizar antes de tiempo por disturbios entre los participantes, quienes no aceptaron la decisión de la familia de dar por concluido el evento.

Pelusa, una muerte que continúa doliendo (Pablo Villán - Crónica).

Alejandro Sabella – 8 de diciembre

Mientras la noticia de la muerte de Diego Armando Maradona el 25 de noviembre golpeaba con mucha fuerza a los futboleros, no sólo de nuestro país sino también a nivel mundial, otra ingrata novedad se produjo por esas horas: Pachorra ingresaba a un sanatorio de Capital Federal para realizarse “chequeos” ya que hacía varios días no se estaba sintiendo bien. A pesar de que en un primer momento el entorno del entrenador comentó que él mismo fue el que manejó hasta el hospital, luego se conoció que no fue así, sino que entró en estado muy crítico y que lo estabilizaron. Las jornadas se sucedían una tras otra, los partes médicos no existían y recién el domingo 6 se conoció que estaba evolucionando al punto tal de que, si la jornada siguiente seguía en la misma sintonía, le iban a dar el alta. Sin embargo, eso no ocurrió: su salud empeoró y en horas de la tarde falleció, causando un profundo dolor y un nuevo golpe en todos los amantes del deporte. Sabella fue un jugador exquisito que brilló en Estudiantes, River, Sheffield United, un breve paso por Leeds y Ferro. Luego comenzó su carrera como ayudante de campo de Daniel Alberto Passarella, no sólo en Argentina, sino también en Uruguay, Parma y el Millonario. Luego se “lanzó” en soledad en el Pincha, donde conquistó la Copa Libertadores 2009 y luego dio el gran salto al Seleccionado, donde alcanzó la final en el Mundial de Brasil 2014. Fue muy querido por todos sus jugadores y con su estilo, marcó una época de oro para nuestro país.

Pachorra, el técnico que llevó a Argentina al subcampeonato mundial (Fernando Pérez Ré - Crónica).

Paolo Rossi – 9 de diciembre

A los 64 años, y por causas que no fueron reveladas, murió el héroe italiano en el Mundial de España 1982 y múltiple ganador en Juventus. El Bambino D’Oro fue uno de los mejores delanteros de todos los tiempos de Italia. Con un poder anotador fatal, es recordado por las seis conquistas que metió en la cita ecuménica de España, donde se destacó con un triplete contra Brasil, dos ante Polonia en semifinales y uno en la gran definición frente a Alemania. Defendió los colores de Vicenza, Perugia, Juventus, Milan y Hellas Verona. Lo que tenía de buen jugador también lo tenía de polémico. Es que antes de España ’82 estuvo dos años parado por una suspensión por arreglo de partidos en el recordado caso “Totonero”, donde también fueron condenados otros jugadores.

Rossi, emblema de Italia.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos