Los últimos recesos tuvieron un tinte negativo para River. Por la buena producción que viene mostrando hace años, se convirtió en una vidriera importante no sólo para el ámbito doméstico sino también para los mercados del exterior.

Generalmente se debilita en cada parate, pero en esta época del año la tendencia podría revertirse. Es que Marcelo Gallardo quiere un equipo competitivo y, a pesar de algunas limitaciones económicas, la Comisión Directiva quiere darle un gusto al entrenador no sólo porque considera que lo merece sino también para evitar enojos que puedan generar problemas a futuro.

En ese contexto, en las últimas horas los hinchas se ilusionaron con dos nombres que aparecieron en escena: Jonatan Maidana y Walter Kannemann, ambos campeones de América en dos oportunidades (el primero con Boca y River; el segundo con San Lorenzo y Gremio).

Maidana, después de jugar los últimos dos años en Toluca, decidió volver al país. Y si bien en un primer momento coqueteó con Estudiantes, en el Millonario creen que podrán cerrar su contratación en las próximas horas.

El Vikingo, por su parte, es un poco más difícil. Tiene contrato vigente con Gremio pero se siente atraído por la posibilidad de jugar en el equipo del Muñeco. ¿Alcanzará su deseo o la parte económica será una traba?

Comentarios