Otra vez Lisandro López. Ya es una costumbre en cada partido de Racing. El ídolo, el emblema que tiene el equipo y el club, este domingo volvió a marcar un gol, el séptimo en el torneo, y alcanzó a Diego Milito, con 59.

Pero no todo lo de Licha se resume con esa conquista, sino que cuando habla, siempre deja títulos y frases para analizar. Luego del partido ante San Lorenzo, no fue la excepción.

Cuando se le preguntaron los motivos del cambio de rendimiento de Racing de un tiempo a otro, fue contundente: "El Chacho estaba furioso... Entramos con una falta de humildad importante. No pensamos en las cosas que nos trajeron hasta acá. En el primer tiempo nos faltó todo, pero por suerte reaccionamos y sacamos adelante un partido difícil", fueron sus palabras.

Jugó "de todo"

En el primer tiempo Racing no había hecho bien las cosas. No encontraba su juego, bien interceptado por San Lorenzo, y Lisandro no tenía participación.

Pero en el amanecer del segundo todo cambió. A los 16 segundos, recibió un involuntario pase de Bou (la pelota enviada por Senesi le pegó en la espalda), se metió en el área y mano a mano con Navarro definió con categoría. Era el 1-1 y ese gol significó el 59 con la camiseta de la Academia, la misma cantidad que el Príncipe Milito

"Para nosotros, los delanteros, el gol es fundamental y siempre hay que estar bien físicamente. Tengo que hacer un gol más para pasar a Diego...", les dijo con una sonrisa a los periodistas que le consultaban por el dato.

Hay una diferencia en cuanto al promedio de gol, ya que Milito los logró en 220 partidos, mientras que Licha necesitó 159. 

Una vez que logró el empate, fue corriendo a buscar la pelota dentro del arco para apurar el juego, como demostrándole a sus compañeros que era el momento de ir por la victoria.

Y Licha tuvo mucho que ver en la levantada, porque se tiró atrás, participó del juego, recuperó pelotas en el propio campo de Racing y se tiró al piso para cortar algún avance rival.

Un jugador de toda la cancha, por eso recibió en más de una oportunidad la ovación de los hinchas, agradeciendo con los brazos en alto y aplaudiéndolos. Estuvo los 90 minutos, fue la figura, hizo un gol, igualó a otro ídolo como Milito y declaró "sin cassette". Como siempre. A lo Lisandro.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos