El ex entrenador campeón del mundo en 1986, Carlos Salvador Bilardo, fue dado de alta y se recupera favorablemente en su casa.

Bilardo fue sometido a una operación en el Hospital La Sagrada Familia para colocarle una válvula ventriculoperitoneal, dentro de un cuadro de hidrocefalia crónica del adulto. 

El Narigón había sido internado en la Clínica Fleni por un cuadro confusional transitorio y se le detectó una dilatación ventricular en su cerebro, sugestiva de síndrome de Hakim-Adams. Por eso fue derivado a La Sagrada Familia donde le colocaron una válvula de derivación ventricular.