Maximiliano Levy, recientemente electo presidente de Almirante Brown de la Primera B metropolitana, no podrá ingresar a las estadios de fútbol, dispuso este lunes la Agencia para la Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide).

El organismo bonaerense que encabeza Juan Manuel Lugones fundamentó esta decisión en que Levy tiene "reconocidos vínculos con la barra brava de Boca".

Levy fue acusado de encubrir a Maximiliano Mazzaro por un crimen.


"No tenemos complicidades con las mafias del fútbol, ni con barrabravas ni ex barrabravas que intentan blanquearse en las comisiones directivas de los clubes", afirmó Lugones en un comunicado.

Levy detenido cuando volvía de Guayaquil.


Aseguró que no se trata de objetar la legitimidad del triunfo de Levy en las elecciones del club de Isidro Casanova, pero no permitirle el ingreso a los estadios "es la reafirmación de la pelea que la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, están dando en todos los frentes de la provincia de Buenos Aires”

Lugones informó además que la Aprevide le pedirá a la AFA que evalúe la situación de Almirante Brown mediante el Tribunal de Ética o de la dependencia que considere oportuna.

Estuvo en la platea de River y estalló la polémica.


"La lucha contra las barras bravas es una lucha de todos", puntualizó el funcionario.