Un episodio lamentable más y van... Es que lo que era una fiesta en Berisso se terminó transformando en un hecho de violencia al que el fútbol argentino nos tiene acostumbrados. En el partido en el que Villa San Carlos le ganaba por 1-0 a Cañuelas por la Primera B, a los 20 minutos del segundo tiempo ocurrió una agresión al jugador del Tambero Lautaro Suárez Costa, quién quedó aturdido por la explosión de un petardo que fue arrojado desde la tribuna.

Afortunadamente, el defensor no sufrió ninguna consecuencia grave, aunque el partido quedó suspendido y no se sabe qué pasará. Por eso, en charla con Crónica del Ascenso, Suárez Costa relató como fue el lamentable episodio, pidió por una sanción ejemplar y manifestó que el fútbol argentino no puede acostumbrarse a este tipo de hechos de violencia.

-Lo primero, ¿cómo te sentís?

-Estuve muy aturdido, muy mareado pero bueno gracias a Dios no pasó a mayores. Fue un susto y la verdad que bastante inentendible. Ningún hecho se justifica obviamente, pero me pareció muy raro porque no había ningún movimiento sospechoso de que pudiera pasar algo así. Me pasó a mí esto, pero le puede pasar a cualquiera.

-Justamente eso: parecía un partido normal en el que Villa San Carlos estaba ganando y nada más...

-Es que fue justo eso. La cancha de ellos era una fiesta porque iban ganando con un gol de Alexis Alegre y a nosotros nos costaba bastante. Y el episodio sucedió después de una jugada del gol de ellos. Ahí de la nada veo justo la explosión, se me aturdió todo y me mareé. Hay mucho que no me acuerdo, que me relataron mis compañeros porque me volví a marear y claramente no podía seguir. Me parece lamentable que siga pasando esto.

-¿Crees que fue un episodio aislado o que pasó algo más?

-Me parece algo aislado. Yo sé que la mayoría de la gente de San Carlos no tiene la culpa. Fue completamente fuera de contexto lo que sucedió. Ellos estaban ganando, en ningún momento el partido se picó. Era un partido parejo donde ganaban ellos y la cancha era una fiesta. Nunca hay necesidad de este tipo de cosas, así que elijo creer que fue algo aislado y nada más. Lamentablemente me tocó a mí.

-El partido quedó suspendido, ¿qué crees que tiene que hacer la Justicia deportiva?

-Algún medida ejemplar. No sé cuál porque no me corresponde a mí. Pero algo tienen que hacer. Si sigue jugando, si suspenden la cancha, si nos dan los puntos o no sé. No puede ser que no se pueda jugar al fútbol con tranquilidad y que los jugadores estemos pendientes de si nos va a pasar algo. Va más allá de Cañuelas o de San Carlos, es el fútbol argentino esto.

-¿Se comunicaron con vos desde Villa San Carlos?

-Sí y les agradezco mucho. El médico del club estuvo con mí. También el intendente de Berisso. Después gente que se acercó preguntando por mi salud. La verdad en eso no me puedo quejar, todos se preocuparon por mi salud y les agradezco.

-¿Vas a poder jugar ante Defensores Unidos?

-Yo la verdad me siento bien. Sinceramente traté de minimizar la situación, pude dormir bien sin ningún problema y, según los estudios, físicamente estoy muy bien. Si el técnico me necesita estoy a disposición. Lo único que espero es que podamos jugar al fútbol en paz, nada más.

Comentarios