En el sur bonaerense, Lanús no supo aprovechar la ventaja que sacó en el primer tiempo (ganaba 2-0) y en el final del partido, Defensa le empató el partido.

En los primeros minutos de juego, el equipo de Ezequiel Carboni comenzó a dominar los hilos del partido hasta que  a los 7 minutos encontró el gol. Jorge Pereyra Díaz desbordó por la derecha, Alexander Barboza lo tocó en las inmediaciones del área y el árbitro Rapallini cobró penal. Sebastián Ribas tomó la pelota y con un derechazo furibundo anotó el primer gol del partido. 

 
Cinco minutos más tarde apareció Tomás Belmonte para ampliar el marcador y poner a Defensa contra las cuerdas.
 
 

En el complemento Lanús continuó dominando las acciones de juego, pero se encontró con un Defensa y Justicia mejor parado en el campo de juego y que comenzó a animarse a ir con convicción al arco rival. Y a falta de 10 minutos para que termine el partido, Nicolás Fernández apareció por el medio del área para ajusticiar a Guillermo Sara y ponerle suspenso al partido. 

Pero tres minutos más tarde, otra vez apareció Nicolás González para empatarle el partido a un Lanús que no supo dominar el juego con el resultado a favor y perdió dos puntos en su debut en la Superliga.