Ese anhelo que tanto se venía negando en los últimos años está a un pasito de concretarse. Los momentos de angustia que se repitieron más de una vez en los torneos pasados quedaron en el olvido. Hoy Atlanta es pura felicidad y alegría, cuando ya empieza a saborear el ascenso a la B Nacional. Sin dejar dudas, goleó 3-0 a Colegiales y este lunes podría concretar el salto de categoría (el último ascenso a la máxima divisional del fútbol de ascenso lo consiguió en la temporada 2010/2011) en caso de que Acassuso no le gane a Almirante Brown.

La resistencia del Tricolor de Munro, que pelea por ingresar al Reducido, se quebró a los 35 minutos de la primera parte. Hasta ese momento el juego era parejo, aunque cada avance del elenco de Villa Crespo ponía en riesgo el arco defendido por Monllor. Por eso no sorprendió la apertura del marcador: centro desde la izquierda de Figueira y cabezazo bombeado de Colobini.

Todo es alegría por Villa Crespo (Pablo Villán).

Ocho minutos después, la contra la encabezó Fernando Enrique y el que la definió, tras un preciso enganche dentro del área, fue Figueira. No iba a ser todo antes del descanso, porque los goleadores se encontraron para transformar el triunfo en goleada: centro de Colombini y testazo de Horacio Martínez en el primer palo.

Colegiales buscó cambiar la imagen en el complemento, pero Atlanta en ningún momento aflojó. Siguió manejando el balón y así al Tricolor se le hizo imposible. El Bohemio quedó al borde de conseguir lo que tanto buscó. Por eso los hinchas despidieron a los jugadores cantando "Atlanta se va de la B...".

Comentarios