En el libro "El Pizarrón de Gallardo", el protagonista cuenta que lee historias de guerra para comprender formas de pensar, además de hacer hincapié en tácticas y estrategias. El entrenador que hace varios años instaló a River entre los mejores del continente evalúa cada detalle, por lo que se ganó el mote de "Napoleón".

Absolutamente nada queda librado al azar, y una clara muestra de ello podrá evidenciarse a fin de mes. ¿El motivo? Aunque falte un poco más de dos semanas para el compromiso copero ante Gremio, el DT le pidió a la dirigencia que reserve el hotel del Aeropuerto de Porto Alegre (el Deville Prime) para generar un clima de tranquilidad y alejarse de las hostilidades que suele presentar Brasil, con hinchas tirando pirotecnia o tratando de perturbar el ambiente.

La rivalidad entre argentinos y brasileños se vislumbra permanentemente, pero se potencia en competiciones internacionales. Sin ir más lejos, en el último tiempo fueron varios los clubes de estas tierras que padecieron la ferocidad en estados brasileños.

Uno de ellos fue Lanús, justamente ante el próximo rival del Millonario: en su visita al Arena Do Gremio, los hinchas (en la final de la Copa Libertadores pasada) se encontraron con sus vehículos rotos y el micro del plantel también fue apedreado en la previa. 

También a fines del año pasado Independiente debió convivir con una odisea, pero en Río de Janeiro. Allí, los hinchas de Flamengo trataron con excesiva agresividad a los simpatizantes del Rojo, con el agregado que intentaron meterse al hotel donde concentraban los jugadores, cometido que no prosperó por la rápida intervención de la seguridad.

Hace pocos días Boca no estuvo al margen y convivió con este contexto desalentador violento, considerando que los torcedores de Cruzeiro no dejaron dormir al plantel Xeneize en vísperas al duelo que le dio al equipo argentino el pasaporte a las semifinales.

Con todas esas problemáticas sobre la mesa, el Muñeco tomó una decisión coherente. Considera que estando dentro del Aeropuerto del país vecino será imposible una travesura por parte de los locales, situación que le permitiría descansar para el duelo de vuelta, que decretará el pasaje al partido definitorio del torneo más importante del continente.