Cuando el partido ante Independiente estaba por finalizar, Miguel Torrén fue protagonista de una jugada lamentable que dio que hablar: le propinó un rodillazo en la espalda a Cecilio Domínguez sin pelota.

El delantero paraguayo reaccionó y todo terminó con una amarilla para el jugador de Independiente, mientras que el defensor salió ileso de su acción. Ahora, con el clima más tranquilo, el capitán de Argentinos se defendió.

"A veces uno está con las pulsaciones a mil. Reaccioné porque él me había pegado previamente, pero antes de que se subiera al micro le pedí disculpas. Son cosas que quedan adentro de la cancha, pero reconozco que reaccioné mal", comentó el defensor.

Frente a esta situación, del lado de Independiente esperaban una sanción, pero se conoció que Torrén no será castigado de oficio dado que Mauro Vigliano no informó luego del partido el incidente entre Domínguez y el jugador del Bicho.

Inclusive, aunque Independiente presente pruebas del claro rodillazo, el Tribunal de Disciplina de la AFA no sancionará de oficio al futbolista de Argentinos.

Comentarios