Más allá del partido vibrante que se dio entre Racing y Boca, lo que más llamó la atención fue la protesta y la polémica por parte de ambos conjuntos. Por eso, unos días después, el que paró la pelota fue Lisandro López.

El capitán analizó lo sucedido y afirmó que hay que aflojar con la queja a los árbitros. "Al árbitro lo vi presionado, fue una imagen fea de parte de todos los que estábamos en la cancha. Es alevoso como se protesta todo. Tuvo aciertos y errores como pasa cada fin de semana pero me parece que tenemos que aflojar un poquito", fue la primera reflexión.

En tanto, Licha pidió entender al juez cuando se equivoca: "Es un ser humano que trabaja todo el tiempo con insultos, con presiones, con cosas que le van a decir en el entretiempo de lo que fue y lo que no fue. Hay que saber que acierta y se equivoca como todos. Lo que pasó el domingo, más allá de aciertos o errores de Herrera, a mí me parece que fue un papelón: se vio una catarata de insultos por todos lados. Me parece que no puede ser así".

Dos de los que terminaron desencajados fueron los entrenadores. "A Chacho lo necesitamos dentro de la cancha. Entiendo que en ese momento te sacan de contexto de partido con las pulsaciones arriba. Pero adentro de la cancha te tenés que calmar. Una, por el árbitro, y la otra porque corrés el riesgo de quedarte con uno menos", añadió en Fox Sports.

Por último, explicó: "Entiendo que es difícil en ese momento decir 'señor juez', entiendo que uno habla en la forma que puede. Tenemos que tratar de tener la tranquilidad necesaria para no hacer payasadas. Hay imágenes de jugadores o entrenadores insultando de manera descomunal al árbitro. A Guillermo lo vimos insultar al cuarto árbitro y no fue expulsado. Por más que veamos una injusticia, nos tenemos que calmar un poco", fue el pedido que no incluye sólo a Racing, sino a todo el fútbol argentino.

"No miro a la Selección"

El tema sobre si la Selección es más importante que los clubes ha tocado las entrañas del fútbol argentino. Y en ese sentido, el delantero fue tajante y expresó que no le da mucha bola al elenco albiceleste. "No le doy mucha bola a la Selección, casi no miro los partidos, ni sé quién está convocado. Lo digo con toda honestidad: no sigo mucho al equipo porque no me llama. Soy de mirar fútbol cuando hay algún ex compañero, algún amigo, pero poco y nada… El otro día la miré cuando jugó Renzo Saravia, pero si no, no le doy mucha bola", sostuvo.