De la mano de Rolando Schiavi, la Reserva de Boca festejó en China, donde se consagró campeón de la Weifang Cup. El Xeneize le ganó en el juego final por un contundente 3-0 a Shandong Luneng y se viene de Asia con una sonrisa.

Agustín Obando anotó la única conquista del encuentro en el primer tiempo. Oscar Salomón y Mateo Retegui (hijo de Carlos Retegui, ex entrenador de Las Leonas y Los Leones) aumentaron la diferencia en el segundo.

Más allá de los festejos por el título, Agustín Obando y el arquero Manuel Roffo, junto a Schiavi, fueron premiados. Obando fue elegido como el mejor jugador de la copa, el arquero Roffo el más destacado, y el Flaco recibió una mención especial por haber sido el mejor entrenador del certamen.

Comentarios