Fue el clásico empate con dos miradas. Racing pasó de la fiesta y el "baile" a la desazón. Boca, de estar perdido y abombado, a conseguir un empate con gusto a triunfo. Fue 2-2 en medio de polémicas, off sides, penales reclamados, y varias jugadas en las que se reflejó que a Darío Herrera el partido le quedó muy grande. Racing mantuvo la punta y el invicto; Boca evitó que se le escapara aún más en la tabla.

Costará que el hincha de Racing entienda cómo el partido terminó empatado. Iban 36 minutos del segundo tiempo y, por momentos, se había visto una superioridad abismal sobre un Boca "alternativo", aunque con nombres importantes.

Era 2-0 con dos goles de Lisandro López (reclamados por la posición de Licha) y jugando con una intensidad que llamaba la atención en todos los sectores de la cancha.

Los anticipos de Saravia y Solari, los toques de Pol Fernández (muy fino, pero errático), un Zaracho que "volaba", Lisandro López siempre haciendo lo que correspondía, Cristaldo complicando con su despliegue, Marcelo Díaz aportando su clase en el primer pase; Sigali y Nery Domínguez ganando casi siempre ante Wanchope Ábila... Racing tenía que meterle la mano de nocaut y no lo hizo.

Jugada clave

Con la Academia 2-0, una contra de Centurión terminó con Zaracho mano a mano con Rossi y el "1" de Boca evitó el tercero. El arquero que tantas veces "falló", esta vez lo salvó. Y en el arco de enfrente, lo contrario. Gabriel Arias, quien este domingo superó el récord de imbatibilidad de Saja, tuvo responsabilidad en los dos goles de Boca.

A los 36 dio un rebote a un zapatazo de Pavón y Wanchope, atento, descontó y Boca volvió a vivir. Y a los 42, Villa recibió sólo por derecha, remató y el "1" local tuvo una floja respuesta para que la pelota terminara en la red. En 6 minutos, Boca logró lo que a Racing le había costado mucho.

En medio de esas jugadas, Zaracho vio la roja, entonces el Xeneize, con uno más y habiendo descontado, se animó. El ingreso del colombiano Villa fue clave, porque complicó con derecha; Gago siempre aportó el pase a un compañero y Ábila las peleó todas. Lo de Tevez merece una mención aparte, pero con el pulgar para abajo. Nunca se lo vio metido en el partido y parecía sufrir el trámite.

Ambos deben sacar conclusiones positivas y negativas. Racing, porque jugando como este domingo entusiasma y refleja por qué está arriba. Pero también debe aprender a liquidar los duelos: ya le había pasado con atlético Tucumán, al que le ganaba 2-0 con tranquilidad y lamentó el 2-2 final. 

Lisandro López festeja su primer gol ante Boca. (FotoBaires)
El ídolo racinguista también anotó el segundo gol. (FotoBaires)
Wanchope Ábila fue el responsable de la remontada xeneize. (FotoBaires)
Villa selló el empate con un disparo furibundo. (FotoBaires)

El resumen del partido: 

Comentarios

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos