Desde hace algunos días, Juanfer Quintero sacudió el mundo River al dejar en claro su deseo de dejar el fútbol chino para retornar al club con el que ganó la recordada Copa Libertadores de 2018, partido en el cual anotó un golazo de antología ante Boca. Pero los motivos van más alla de sus ganas. 

Tras aquella inolvidable conquista, el colombiano decidió dejar al Millonario para desembarcar en el Shenzhen de China por una suma millonaria. Si bien el nivel de juego es claramente inferior al de Argentina, la posibilidad de asegurarse un futuro económico fue más fuerte. Pero, claro, no contó con algo: la irrupción de la pandemia de coronavirus que, justo, surgió en el gigante asiático.

Todo esto generó una enorme crisis en la Superliga, que perdió importancia propia y poder.  Desde el año pasado, los clubes tienen serios inconvenientes para pagarle a los futbolistas el salario correspondiente y, en el caso de Quintero, nunca le pudieron cumplir con el contrato que firmó.

China pasó de ser un destino idílico a un presente complicado para Juanfer.

Otro aspecto de peso es que Juanfer no juega desde el 11 de agosto, cuando finalizó la primera etapa de la Superliga, y no lo volverá a hacer hasta diciembre, mes en el que se pondrá en marcha la parte final del torneo. Este parate de casi cuatro meses fue una decisión de la Federación nacional con el objetivo de priorizar a la Selección de China, que está disputando las Eliminatorias de Asia y tiene la meta de volver a jugar un mundial tras 20 años.

Y esto influye directamente en el deseo del colombiano de estar en la lista de la Selección de su país para el Mundial de Qatar 2022, si es que lograr clasificar, claro. Por eso, la vuelta a River sería una liberación en todos los sentidos para el mediocampista, que deberá negociar con el Shenzhen su salida lo antes posible.

Comentarios