La llegada de Juan Antonio Pizzi a San Lorenzo motivó a una limpieza del plantel. Ese recambio que impulsó el nuevo entrenador del Ciclón no terminó, ya que este viernes hubo otro futbolista que dijo adiós. 

La referencia es para Juan Camilo Salazar, el colombiano que llegó al club hace seis meses por pedido de Jorge Almirón. Como San Lorenzo no pagó las primeras dos cuotas por su pase -500 mil euros cada una- y Millonarios amenazó con recurrir a la FIFA, desde Boedo optaron por devolver al jugador y pagar un precio -que no se hizo público- por el tiempo que estuvo en Argentina.

En consecuencia, Pizzi ya no podrá contar con los servicios de Salazar y ahora deberá evaluar si buscará un reemplazo para el colombiano o si se arregla con lo que tiene.

Comentarios