El ídolo xeneize, hijo de Joaquín Valentim, brasileño y de la italiana Lucía Ángelo, nació en Belho Horizonte, Estado de Minas Gerais, Brasil, el 20 de noviembre de 1933, hoy cumpliría 85 años.

Corría 1949 y su hermano Valdir lo entusiasmó para jugar en Guaraní de Río de Janeiro. Por la constante insistencia fraternal renunció a su trabajo y se dedicó exclusivamente al fútbol que ganó un goleador sensacional, de fábula y leyenda.

Sus conquistas le dieron rápida fama y lo contrató Atlético Mineiro, por intermedio de Cafunga, un consagrado arquero del club. Así comenzó la carrera Paulinho, como lo bautizó la torcida brasileña. Tricampeón con el Mineiro en los años: ’54, ’55 y ’56.

A mediados de 1956 fue transferido al Botafogo. En la entidad carioca integró equipo junto a Garrincha, en su plenitud y a un notable Jairzinho que recién asomaba, se consagró campeón en su primera temporada y logró poner final a una racha negativa de casi una década sin alegrías, en uno de los clubes más populares de Brasil.

Se transformó en ídolo indiscutible en el enfrentamiento contra Fluminense, uno de los más acérrimo rivales del Botafogo. La final fue un episodio épico e inolvidable para la torcida, con una victoria por 6 a 2, con cinco goles de Valentim.

En el Sudamericano del ’59 jugado en Buenos Aires, alcanzó la coronación internacional definitiva. La delantera formaba con: Garrincha, Didí, Valentim, Pelé y Zagalo. Le tocó ingresar en el segundo tiempo, frente a Uruguay, en un partido caliente que se convirtió en una batalla campal.

Su equipo perdía 1 a 0 con gol del Chongo Escalada. Con el as de espada en la cancha cambió todo. Marcó los tres impactos que besaron la red uruguaya y le brindaron el triunfo al encuentro. El último de los tres, fue impresionante, Paulo se encontraba a más de treinta metros del arco rival, sacó un furibundo remate que llevaba pimienta, efecto y veneno. Parecía que se iba a fuera, pero el balón dobló en el aire y se metió en el ángulo.

Los dirigentes de Boca que estaban en las plateas quedaron deslumbrados, principalmente Alberto Jacinto Armando, quien enseguida expresó: “Este hombre tiene que ser nuestro mañana mismo”.

Por tres millones de pesos Paulo Valentim se vistió de azul y oro, el 1º de mayo de 1960 precedido de espectaculares hazañas goleadoras. Proezas que lo transmutan en un goleador sensacional. ¡Un mito empezaba a gestarse!

Recuerdo que lo primero que me dijo Armando cuando me dio la mano fue: ‘Usted lo único que tiene que hacer es hacerle goles a River’, sostuvo Valentim. Y la pucha si le hizo caso.

Antes de que fuera superado por Martín Palermo, fue el máximo goleador xeneize de los Superclásicos con 10 tantos en 7 duelos con los riverplatenses. Considerado el verdugo de Amadeo Carrizo.

En esa batallas, el grito de guerra de la tribuna era: ”Tim-Tim-Tim…gol de Valentim”, más que en una corazonada se transformó en rutina. A Carrizo le metió, nada menos, que ocho. Alguna vez Amadeo le atajó un penal, pero en otra le marcó tres.

“Carrizo fue mi gran rival en los clásicos, y se habló siempre de un duelo aparte, pero nunca lo sentí como mi enemigo. Llegaba a casa y repasaba los goles y pensaba en su amargura. ¿Y sabés por qué? Porque Amadeo no sólo fue un maestro en el arco sino un caballero, un adversario bueno y leal. Fuera de la cancha tenía mi mayor respeto y reconocimiento. Me fui de Boca y quise comunicarme con Amadeo, pero no tuve suerte. Quería despedirme, tomar un café y abrazarlo. ¡A mi hijo Ulises siempre le conté que gracias a Carrizo me hice famoso”, expresó Valentim.

Es importante destacar la nobleza de Amadeo Carrizo cuando fuimos juntos a visitarlo a Paulo Valentim, internado en el Hospital Italiano y se dieron un caluroso y sincero abrazo. El famoso goleador boquense falleció el lunes 9 de julio de 1984, a los cincuenta años.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos