Volvió a su casa y, aunque sabe que le espera un arduo trabajo, confianza es lo que le sobra. Así lo dejó en claro Rubén Insúa, quien trabajó por primera vez con el plantel de San Lorenzo y, luego, fue presentado oficialmente en una conferencia de prensa en la que no esquivó ninguna pregunta.

Primero, el flamante DT se mostró feliz por estar una vez más en Boedo: "Estoy en el lugar que siempre quise estar. Hablé con el plantel y le dije que arrancábamos todos de cero, que lo que pasó hacia atrás no me interesaba. Tenemos poco tiempo hasta el inicio del torneo y hay que aprovecharlo de la mejor manera".

"Empezamos una etapa nueva. Armaremos un equipo competitivo en primera instancia para después tener aspiraciones. Vi muchas ganas, vamos a tratar de respetar algunos hábitos. Que los jugadores se acostumbren a trabajar mucho y con intensidad. Priorizaremos la calidad y el talento", agregó.

Sobre la crisis que envuelve a San Lorenzo, Insúa remarcó: "No es sencillo lograr el sentido de pertenencia. Hay que desarrollarlo con trabajo, ideas claras, conocimiento y actualidad. No podés modificar todo lo que pasó, sí lo de mañana. Soy optimista, hay que hablar poco y trabajar mucho".

Para cerrar, el DT consideró que "aparte de la gran cantidad de público, hay que tratar de generar un lugar para que el equipo se sienta cómodo, rodeándolo de afecto y exigencia. Tenemos que estar a la altura de las circunstancias. La idea es que San Lorenzo sea un equipo fuerte y competitivo".

Comentarios