Arrancó mal la tan promocionada vuelta del público a los estadios y fue en la Primera D, la menor de las categorías, donde una orden de AFA fue refutada por la Policía. Ante esto, el partido entre Central Ballester y Yupaqui en cancha de Atlas se jugó a puertas cerradas ya que, según los efectivos, los hinchas podían volver a partido del 5 de octube. Insólito. 

Todo se desencadenó cuando comenzaron a llegar las primeras personas el estadio Ricardo Puga, en General Rodríguez, y los efectivos les informaron que el partido era a puertas cerradas, información que contradecía a la que tenían los clubes y que había sido confirmada por AFA.

"La información que teníamos de AFA y el comunicado que nos habían bajado era que hoy jugábamos con público. Trajimos las entradas y trajimos gente que cumplía con todos los requisitos que pide el Ministro de Deportes y ahora nos comunicó la Policía que no se podía jugar con público porque no les habían informado nada. Gente va a venir igual, pero son todos familiares de los jugadores, no van a venir hinchas", explicó Donato Lanzillotta, preidente de Ballester. 

Ante la chance de que lleguen hinchas del Canalla, el dirigente fue claro: "Que decida la Policía lo que va a hacer con los hinchas que se acerquen, porque ellos tampoco tienen gente para cumplir con un operativo, pero estamos que sí y que no. De AFA nosotros tenemos la notificación de que se jugaba con público. Nosotros los enteramos a la 13.30 de que se jugaba sin público".

Comentarios