Una nueva medida muestra la falta de efectividad de la dirigencia del fútbol argentino. El partido por los cuartos de final de la Copa Argentina entre Newell's y Central, que se disputará el primero de noviembre en Arsenal, tendrá un operativo de seguridad compuesto por 100 policías.

Se especula que entre jugadores y allegados habrá alrededor de 200 personas. Es decir, un efectivo por cada dos personas... Si bien algunos rumores llevaron a que se instale en la opinión pública una cifra superior de efectivos (350), el número no deja de llamar la atención, dado que el espectáculo en la cancha de Arsenal se desarrollará sin público.

En su comunicado oficial, la APreViDe valoró "el gesto de la Copa Argentina que, ante la imposibilidad de disputar el clásico en su escenario natural, la provincia de Santa Fe, o más precisamente en la ciudad de Rosario, decidió confiar este partido al distrito bonaerense".

Según los propios organizadores del evento, esta determinación surgió luego de que los dirigentes de ambos clubes no se pusieran de acuerdo respecto al lugar en el que se jugaría el partido. "Debió hacerse en Rosario, en Santa Fe o en Rafaela. Pero no hubo acuerdo y la Copa Argentina nos preguntó si aceptábamos el clásico, sin público, en Buenos Aires. Luego de evaluarlo con el ministro Cristian Ritondo, se le contestó que sí", manifestó Juan Manuel Lugones, titular de Aprevide.

Comentarios