Avanzó. Le costó y debió sufrir casi hasta el final, pero a fin de cuentas Independiente, que jugó más de media hora con un jugador más, le terminó ganando por la mínima (1-0) a Atlético Tucumán y se metió en octavos de final de la Copa Argentina, instancia en la cual se medirá con Vélez.

De arranque el conjunto de Avellaneda asumió el protagonismo en Jujuy, apostando a un juego vertical y con profundidad. De hecho, ya a los 2 minutos puso en riesgo el arco del elenco tucumano con un tiro libre de Leandro Fernández que fue desviado por el arquero Lampe.

Si bien el Decano respondió de inmediato con un remate cruzado de Pereyra que ilusionó a todos los hinchas tucumanos, el Rojo siguió generando peligro en campo rival, aunque no supo cristalizar esa superioridad en la red.

A los 20, en lo que fue la jugada más clara, Fernández desperdició un contragolpe inmejorable (eran cuatro contra dos) al definir con poca convicción. Y a partir de ahí Atlético reaccionó. Ajustó algunas piezas y comenzó a equilibrar el partido, al punto de terminar con una mejor imagen el primer tiempo. Inclusive pudo haberse ido al entretiempo en ventaja, pero Sosa estuvo lúcido para achicar rápido e impedir el grito de Ruíz Rodríguez, a los 33 minutos.

En el complemento, poco y nada pasaba hasta el minuto 13, cuando el Decano se quedó con un jugador menos por la expulsión de Thaller. Enseguida Eduardo Domínguez movió el banco para introducir un cambio ofensivo (ingresó Cazares por Insaurralde), pero así y todo a Independiente le costó.

Incluso a los 20, el equipo dirigido por Pusineri olfateó el gol con un violento disparo de Isnaldo que Sosa debió controlar en dos tiempos.

Y a los 30, Ruíz Rodríguez se fue cara a cara con Sosa, pero el arquero uruguayo le tapó con una mano el remate con destino de red. Y los goles que no se hacen en un arco... Sí, se pagan en el propio: a los 33, cuando todo Atlético seguía lamentando la chance desperdiciada, el Rojo encontró la apertura del marcador con un misil del ecuatoriano Cazares que dejó sin reacción a Lampe.

Así, el conjunto de Avellaneda se metió en los octavos de final y mantiene vigente el sueño de llegar bien lejos en el certamen federal.

Comentarios