En una tarde para el olvido, a Independiente lo hicieron bailar con copas de vino mendocino. Porque el Rojo quería reconfirmar la levantada que había tenido en el triunfo ante Huracán y posicionarse en una zona expectante en la pelea por el torneo. Sin embargo, no solo no pasó nada de eso, sino que Godoy Cruz lo humilló. El Tomba, que viene en franco ascenso desde la llegada de Diego Flores al banco de suplentes, lo sometió, lo sacó a bailar y hasta le hizo precio: un 4-1 increíble en Avellaneda. Los de Julio César Falcioni sufrieron un golpazo que nadie esperaba y tendrán que reconfigurarse si quieren seguir en la lucha por el título. 

Un primer tiempo en el cual a Independiente se lo vio completamente desconocido. Es que el Rojo se mostró inconexo, sin rebeldía y con algunas pinceladas de Alan Velasco como lo único interesante que ofreció. Justamente todo lo contrario fue el Tomba que, con los constantes desbordes de Elías López, el control de Ezequiel Bullaude y la presencia goleadora de Tomás Badaloni, fue demasiado para el local.

Sin embargo, nadie esperaba la forma del gol que iba a abrir el marcador para la visita. Porque Nelson Acevedo sacó un gran remate, Sebastián Sosa dio rebote, Badaloni no definió de la mejor manera y el que la terminó metiendo en contra fue Thomas Ortega. Una pesadilla para el Rojo, que no hacía pie.

A partir de ahí, el Rey de Copas intentó con más corazón que juego, pero nunca logró preocupar al arco de Juan Espínola. Y que si preocupaba con cada contraataque fue Godoy Cruz, que había tenido dos claras de la mano de Bullaude y en la tercera Badaloni se tomó revancha: en el descuento, el delantero definió de primera y cruzado al ángulo para poner el 2-0.

En el complemento, el Rojo tenía que reaccionar para tener alguna chance. Pero el Tomba le dio solo cinco minutos de vida. Porque en otra desatención defensiva que Juan Manuel Insaurralde casi mete un gol en contra, Bullaude apareció de cabeza y estiró aún más la ventaja.

Hubo un atisbo de ilusión para los de Falcioni cuando Alan Velasco realizó una gran jugada individual, se la cedió a Rodrigo Márquez y el juvenil sacó de la galera un golazo para poner el descuento. Sin embargo, la esperanza no iba a durar mucho. Porque el Tomba volvió a aprovechar lo adelantada que estaba la defensa roja, Martín Ojeda quedó mano a mano, amagó a Sosa y sentenció el 4-1 en Avellaneda. Independiente tuvo un día de terror y no pudo acercarse a la zona de arriba. ¿Y lo peor? Fue humillado, con una goleada que nadie esperaba...
 

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos