Cuenta la historia que había noches de la década del 60 y del 70 que saltaban duendes a la Doble Visera. Nacía una mística copera, la de los brazos en alto, se empezaba a escribir la etapa más gloriosa de la rica historia de Independiente. Eran noches de Copa Libertadores, y entre sus nombres más ilustres y protagonistas principales de aquellas gestas se encuentran Miguel Angel Santoro y Ricardo Elvio Pavoni. Para todos los hinchas del Rojo y para el mundo del futbol serán siempre Pepé y el Chivo.

Como homenaje a estas dos glorias del club, a partir del jueves 22 de octubre, las cabeceras Norte y Sur del Estadio Libertadores de América pasarán a llamarse Santoro y Pavoni. A las 20 se realizará el acto, el cual se desarrollará en el campo de juego, y que será televisado por la señal TNT Sports y por el Facebook oficial (www.facebook.com/Independiente).

Después de la sesión de fotos y los videos institucionales para el evento, Santoro y Pavoni dialogaron con Depo. “La emoción te invade, te desborda. Este reconocimiento me llena de alegría. Mucho tiempo trabajando en el club, llegué cuando tenía 12 años junto a Bernao. Estoy feliz, contento”, expresó Pepé. “Siento orgullo y también es una enorme responsabilidad. Mucha gente me ayudó y formó parte de mi carrera. Espero que la memoria no me juegue una mala pasada a la hora de hablar”, agregó el Chivo.

Por Carlos Stroker

A la hora de destacar lo mejor que vivieron en el Rey de Copas, Santoro comentó: “Siento que fui tocado por la varita mágica. Primero anhelaba llegar a Primera División, después salir campeón, ganar Copas, jugar en la Selección. Cumplí todo. Lo más lindo fue haber ganado la Intercontinental contra Juventus. Esa noche estuve iluminado, por suerte tuve una gran actuación. Todo se lo debo a este club”. A su turno Pavoni señaló: “Es un honor haber vestido la camiseta de Independiente, el respeto de mis compañeros y también el de los rivales. Pero más me emociona el reconocimiento del hincha. Me paran chicos y jóvenes que les han contado de mí sus padres o sus abuelos. Eso es impagable”.

Santoro y Pavoni son dos símbolos de Independiente. Pepé, que debutó en 1962 y jugó en la institución hasta 1973, cosechó diez títulos, entre ellos: cuatro torneos locales; misma cantidad de Copas Libertadores (1964; 1965; 1972 y 1973); y el título de campeón del mundo en el 73. El "Chivo" jugó desde 1965 a 1976, levantando nada más y nada menos que 12 títulos, entre los que se destacan las conquistas de cinco Copas Libertadores (1965; 1972; 1973; 1974 y 1975) y la Copa Intercontinental de 1973, además de tres torneos locales.

“Espero que los hinchas cuando miren la tribuna se acuerden de mi”. No se hace falta “Chivo”, ya estás en el corazón de todos los hinchas del Rojo. “Tenés que ser de madera para no sentir la emoción que estoy viviendo”. Es así Pepé, disfrutá al igual que cuando ibas a ocupar el arco de la Doble Visera o de la Norte, cuya popular ahora pasará a llevar tu nombre.

Ricardo Fioravanti

Comentarios

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos