Independiente necesita reforzarse, pero sobre todo en defensa, ya que en los últimos meses perdió a Alan Franco y Alexander Barboza y Julio Falcioni mostró predilección por la línea de cinco en el fondo.

Si bien la primera opción que planteó el entrenador, Luciano Lollo, no le pudo ser satisfecha, la segunda está a horas de realizarse la revisión médica y firmar su contrato.

Se trata de Joaquín Laso, quien ya arregló su salida de Rosario Central y este martes se convertiría, de no mediar inconvenientes, en jugador del Rojo.

Con 30 años, Laso podría aportarle a Independiente experiencia y buen juego aéreo, algo que estaba buscando en el mercado.

Comentarios