Que Boca ya tiene apuntados sus cañones a Silvio Romero es vox populi. Pero, ahora, la novedad es que en la operación no entraría Iván Marcone como se venía especulando, sino que aparecieron otros dos nombres con los que el Xeneize quiere impulsar la negociación con Independiente.

Como en Brandsen 805 saben que el delantero quiere jugar en el club, se puso en marcha un nuevo plan. Y este consiste en esperar la desvuncilación del jugador para poder negociar con él directamente pero, en el caso de que eso no ocurra, hay un plan B.

Llegado al caso en que Boca deba negociar directamente con Independiente por el jugador, buscará aprovechar la deuda del Rojo con el Xeneize por el pase de Pablo Pérez, que asciende a 700.000 dólares, la cual los de la Ribera le perdonarían a los de Avellaneda.

Pero, además, ofrecerían a Jan Hurtado a préstamo como parte de la operación. El venezolano fue adquirido como un proyecto a futuro y, ahora, manejan la opción de cederlo para que sume minutos en otro club.

¿Quién se queda afuera de esta ecuación? Iván Marcone, al que desde Boca no piensan dejar ir y que, en Independiente, es un jugador muy deseado, al punto de que estarían dispuestos a hacer un trueque por Romero. 

Comentarios