Estuvo muy cerca de lograrlo, pero al final se quedó con las manos vacía. Porque a pesar de que Huracán hizo su parte con una Gigante actuación llena de concentración y contundencia, y goleando a Rosario Central en Arroyito por 4-1, no contó con el guiño de otros resultados y no se pudo clasificar para la Copa Sudamericana.

La goleada dejó sensaciones encontradas en el pueblo quemero: por un lado, la bronca por no poder salir de copas el año próximo, y por el otro la tranquilidad de tener un equipo que sabe lo que quiere, que realizó una campaña meritoria sumando muchos puntos para no tener problemas de descenso a futuro y la impresión de que con un par de retoques puede ser un once molesto para cualquiera.

Desde temprano quedó instalada la impresión que Huracán tendría una jornada positiva. La suerte estuvo de su lado cuando Vecchio desbordó por la izquierda, Infantino le dio de primera y el palo salvó a Marcos Díaz. Por si eso fuera poco, en su primera chance, sobre los 18, Cóccaro abrió el marcador con un remate violento que se metió junto al primer poste.

El Globo hizo un gran partido pero no le alcanzó para "coparse".

La visita se acomodó mejor en el campo y a pesar de algunos sustos, en todo momento dominó el trámite. A los 43 Candia tomó una defectuosa definición del autor del primero y convirtió con remate al medio.

Ya en el complemento, ni siquiera el descuento de Dupuy (cabezazo en el primer palo) y la posterior expulsión de Hezze (correcta) intimidaron al "Globo". Si bien le cedió la pelota a su rival, salió rápidamente de contra y a los 28, nuevamente Cóccaro metió la cabeza para mandar a la red un centro de Núñez. Y en el final, cuando los insultos bajaban desde los cuatro costados del estadio, Walter Pérez se encontró a solas con Romero y lo sometió con una definición baja al primer palo.

Para Huracán no fue suficiente para clasificar aunque de antemano tenía claro que necesitaba de un milagro para meterse en la Sudamericana. Debía ganar (cosa que hizo con autoridad) pero al mismo tiempo que no lo hagan unos cuantos equipos. Por eso, no debe sentirse abatido. El pase a la competencia continental lo perdió en los momentos en que navegó en la irregularidad. Peor fue lo de Central ya que dependía de sí mismo para volver a jugar una copa. Pero la presión le quedó grande. Mejor dicha, Gigante como el nombre de su estadio.

Lo mejor del partido:

Síntesis

Rosario Central: Juan Pablo Romero; Damián Martínez, Facundo Almada, Gastón Ávila y Lautaro Blanco; Gino Infantino, Emmanuel Ojeda y Franceso Lo Celso; Emiliano Vecchio; Lucas Gamba y Marco Ruben. DT: Cristian González.

Huracán: Marcos Díaz; Ismael Quílez, José Moya, Jonatan Galván y César Ibáñez; Franco Cristaldo, Santiago Hezze y Jonás Acevedo; Jhonatan Candia, Matías Cóccaro y Rodrigo Cabral. DT: Frank Darío Kudelka.

Goles en el primer tiempo: 18' Cóccaro (H) y 49' Candia (H).

Goles en el segundo tiempo: 14' Martínez Dupuy (C); 28' Cóccaro (H) y 43' Walter Pérez (H).

Cambios: en el primer tiempo: 15' Walter Pérez por Ibáñez (H); en el segundo, antes de comenzar: Diego Zabala por Lo Celso (C) y Luca Martínez Dupuy por Gamba (C); 12' Fabián Henriquez por Cristaldo (H); 23' Leandro Grimi por Cabral (H), Diego Mercado por Acevedo (H) y Cristian Núñez por Candia (H); 29' Alan Marinelli por Martinez (C) y 41' Milton Caraglio por Almada (C).

Incidencia: en el segundo tiempo 19' expulsado Hezze (H).

Árbitro: Darío Herrera.

Estadio: Gigante de Arroyito.

Comentarios