El consenso que perdió Ariel Holan en el último tiempo no sólo se debió a la falta de resultados sino también a la toma de decisiones, las cuales en su mayoría no caminan a la par de los pensamientos de la hinchada.

Un caso particular se da en el mediocampo, donde el entrenador entiende que Francisco Silva está por encima de Nicolás Domingo, mirada resistida de manera casi unánime.

Sin ir más lejos, el ex River y Banfield tuvo (entre otros) la oportunidad de ser de la partida ante Unión, siendo el mejor jugador del encuentro y también el más ovacionado por la gente, que ya dio su veredicto.

A partir de esta situación surge una disyuntiva para el cuerpo técnico, que deberá evaluar si mantiene en la formación a la figura frente al Tatengue o si opta por darle una nueva oportunidad al chileno, que no estuvo desde el arranque por llegar con algunas limitaciones físicas.

Pero en esa disputa aparece un detalle no menor: Domingo tiene cuatro amarillas, por lo que si el entrenador decide darle mayor rodaje podría cuidarlo el próximo fin de semana -ante San Martín de San Juan- para que no corra riesgos por una posible quinta amonestación y pueda estar presente en el clásico de Avellaneda, la siguiente fecha. 

Comentarios