El amistoso del viernes pasado -ante Temperley- dio evidencias de las secuelas que dejó el último encuentro contra Patronato, por la Superliga. En Paraná, Independiente tuvo una serie de lesionados que provoca un verdadero rompecabezas para Ariel Holan pensando en Huracán.

Es que para el compromiso ante el Globo, que será vital para seguir sumando de a tres y aspirar a acercarse al pelotón de arriba, el entrenador no podrá contar con Alan Franco, Silvio Romero, Pablo Hernández y Francisco Silva; también deberá esperar la evolución de Nicolás Figal (ensayó diferenciado) y prender velas para que los cuatro afectados a los seleccionados (Martín Campaña, Gastón Silva, Maximiliano Meza y Fabricio Bustos) regresen en óptimas condiciones para ser tenidos en cuenta.

Después de dos días de descanso, el plantel del Rojo regresó a los entrenamientos de este lunes por la tarde, en donde intensificó tareas con la intención de recuperar -lo antes posible- a sus soldados que visitan con frecuencia a la enfermería.

Teniendo en cuenta la cantidad de averiados y la lejanía con el día del choque ante el Globo (será el domingo en el Libertadores de América) el entrenador no dio indicios de la formación inicial que piensa.

Comentarios