En las últimas décadas Independiente vivió una gran inestabilidad deportiva, a tal punto que la mayoría de los entrenadores desfilaron sin pena ni gloria en un cargo que parecía tener "la silla eléctrica".

Por eso sorprendió el audio que circuló de Ariel Holan, quien aseguró tener la llave del éxito justamente en el momento que era candidato a quedarse con el cargo. Si bien no gozaba del pleno consenso en la Comisión Directiva, le ganó la pulseada a sus competidores y consiguió el cometido de dirigir al Rojo, el club de sus amores.

Durante su estadía ratificó lo que había circulado por WhatsApp al mostrar la fórmula para recuperar la mística, logrando hasta el momento dos vueltas olímpicas (Sudamericana y Suruga Bank), con el agregado que ahora sueña con conquistar la octava Libertadores.

Y si bien sus números estadísticos son altamente favorables, existe una realidad irrefutable: por ahora mostró que es mejor entrenador que seleccionador, considerando que un alto porcentaje de sus refuerzos no cumplieron con las expectativas.

En su primer mercado de pases apostó por la implementación de la experiencia después de pasar la escoba y barrer a los viejitos que tenía en el plantel. Así llegaron Walter Erviti, Emmanuel Gigliotti y Nery Domínguez. ¿El resultado? El Puma sigue como titular, pero el ex Banfield se fue enemistado con el DT y el otro mediocampista cruzó de vereda.

En su segundo receso siguió con la tendencia de buscar hombres con mucha trayectoria, incorporando a Nicolás Domingo (uno de los mayores aciertos), Jonás Gutiérrez (poca continuidad), Fernando Amorebieta (actualmente está "colgado), Gastón Silva (su lateral izquierdo titular pese a no mostrar grandes condiciones) y Juan Manuel Martínez (casi no tuvo participación y emigró).

Un 2018 irregular

A comienzos de este año, con mucho dinero en efectivo, el Profe no tomó las mejores decisiones. Sumó a Silvio Romero (está pagando con goles en este semestre), Fernando Gaibor (nunca pudo adaptarse), Braian Romero (pobre presente), Emanuel Brítez (alterna buenas y malas), Gonzalo Verón (no tiene continuidad) y Jonathan Menéndez (emigró a préstamo a Qatar).

Y aunque resulte apresurado hacer un balance respecto a los que llegaron a mediados de este 2018, el saldo -por ahora- no parece tan auspicioso: Guillermo Burdisso (más desaciertos que virtudes), Ezequiel Cerutti (no mostró nada de lo que hizo en San Lorenzo), Milton Álvarez (no sumó ni un minuto), Pablo Hernández (demostró jerarquía), Francisco Silva (está aprobando) y Carlos Benavídez (malos rendimientos en los dos juegos que disputó).

Comentarios

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos