La mañana de Marcelo Tinelli en el Nuevo Gasómetro fue muy agitada ya que tuvo muchas reuniones relacionadas al presente y futuro de San Lorenzo. El último de los encuentros fue con los jugadores distintos, los que obligaron al club a realizar una fuerte inversión para traerlos.

Óscar y Ángel Romero se juntaron con el candidato a presidente por el oficialismo y al final las sonrisas dominaron la escena. No era para menos: los futbolistas le manifestaron al dirigente sus deseos de continuar y el conductor televisivo les garantizó que no habrá ningún tipo de inconvenientes para que luzcan la camiseta azulgrana en 2020. Si bien se trata de dos de los contratos más importantes, en Boedo saben que los hermanos han tenido un tiempito de adaptación para reencontrarse con sus respectivos niveles.

En caso de ser elegido por los socios el 14 de diciembre, Tinelli quiere reisertar a San Lorenzo en los primeros planos y para ello necesita contar con un plantel con jerarquía comprobada. Los paraguayos marcan la diferencia y más aún cuando juegan juntos. Por algo será que las mejores versiones de uno y otro se dieron con los dos en cancha. Además, el dirigente quiere disfrutar de ambos jugadores, que serán las máximas figuras del equipo que querrá resurgir en el próximo año.

Así, algo que tenía pinta de novela no fue más que una historia de tan sólo un capítulo con el final deseado: los Romero, que al llegar acordaron un contrato por tres años, permanecerán firmes en el equipo y prometen dar más, con el respaldo necesario de una buena pretemporada.

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos

Comentarios