Posiblemente el arbitraje sea la profesión más ingrata dentro del mundo del fútbol. Son insultados por las dos parcialidades, permanentemente los deportistas tratan de engañarlos a base de mentiras para sacar provecho, los dirigentes no confían en ellos y en la calle suele ponerse en duda su honorabilidad.

Así de difícil es la carrera, por lo que la mayoría empieza y termina sin pena ni gloria. Claro, existen otros que logran un papel preponderante a base de buenas producciones o -simplemente- producto de una personalidad particular. Y Javier Castrilli contó con ambas cosas, por lo que pasó a la historia. Sin ir más lejos, este martes se cumplen 22 años de su retiro y aún continúa en la memoria de los futboleros.

Debutó en Primera el 31 de marzo de 1991, dirigiendo Estudiantes-Español. Fue mecánico y empleado del ferrocarril, trató de ser periodista pero se inclinó por el referato cuando vio un aviso de la Escuela de Árbitros en un reconocido diario. Desde ahí se convirtió en el árbitro más reconocido de la historia de nuestro país debido y no por tener siempre actuaciones placenteras. Era autoritario y no le temblaba el pulso para mandar a las duchas a los más experimentados, a tal punto que mantuvo cruces hasta con Diego Maradona

Impredecible, amante de las tarjetas y autoritario. Así se movía dentro del campo de juego y fue protegido por Julio Grondona en un primer momento, pero luego el ex presidente de la AFA le soltó la mano y todo terminó con su retiro.

Se despidió en septiembre de 1998. Acababa de dirigir en el Mundial de Francia, transitaba el esplendor de su carrera. Pero apuntó contra el Colegio de Árbitros, denunció las presiones que recibían algunos colegas para que fueran complacientes con los poderosos, se marchó sorpresivamente y no volvió más. En su casa no hay fotos, nunca pidió una camiseta y se agarra la cabeza cuando sus colegas lo hacen.

La estadística señala que Castrilli expulsó 202 jugadores en 232 partidos, un promedio de 0,86 por partido, aunque en los clásicos el porcentaje aumenta a 1,66. Fueron 99 defensores, 69 mediocampistas, 25 delanteros y hasta 9 arqueros. En 1980 arrancó pitando en Primera D. Saltó a la C en 1984 y a la Primera B en 1987.

El primer escándalo estalló en el Monumental, el 10 de mayo de 1992, cuando expulsó a cuatro jugadores de River, cuando el Millonario perdió 5-0 con Newell’s. Al año siguiente, en Córdoba, expulsó a cuatro jugadores de Talleres, un hincha ingresó en la cancha para agredirlo, lo hicieron responsable del descenso. En el verano del año 94, Independiente se fue de la cancha en un partido con Boca a causa de sus fallos. En el Superclásico de ese mismo año echó dos jugadores de cada equipo. En 1995, un recordado Vélez 5 Boca 1 terminó con tres rojas en el Xeneize, entre ellas una a Diego.

Su despedida fue indigna, ya que en el útimo partido no expulsó a nadie en un Platense-Gimnasia de Jujuy. Fue el 27 de septiembre, y dos días después mandó el telegrama a Viamonte 1366. Sí, hoy se cumplen 22 años.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos