Su amor por la pelota y el tango, no tenían límites. Por tal motivo se hizo incondicional amigo de Pichuco, Aníbal Troilo. Los unía un mismo sentimiento: River.

El 15 de noviembre de 1918, en Avellaneda, provincia de Buenos Aires, llegó a este mundo Adolfo Alfredo Pedernera, se cumplen 100 años, un distinguido delantero considerado por los analistas del fútbol como uno de los mejores del país.

Era un zurdo, dotado de una habilidad diferente, gozaba de una pegada justa y siempre tomaba decisiones correctas. Se caracterizó por ser un gran estratega dentro del campo de juego. Por eso se destacó posteriormente como un extraordinario entrenador.

A pesar de haber nacido en Avellaneda nunca se acercó a los estadios de Racing ni de Independiente. Estuvo un breve tiempo en Huracán y un amigo lo presentó al club millonario, que apenas fue probado lo ficharon en AFA.

Cumplió con las inferiores en 1933 como wing derecho. A los 16 años, en 1935, el mismo año de la aparición de José Manuel Moreno, debutó en Primera con las más grandes figuras consagradas y no desentonó.

Tenía todos los atributos para ser crack, por eso lo bautizaron como El Maestro. Era el primer jugador polifuncional del fútbol, ocupando todos los puestos de la delantera del equipo riverplatense.

Le sobraba calidad, en gambeta, sacrificio, definición y entusiasmo. Rendía más detrás de los tres puntas, hoy se denominaría como mediapunta, aunque también brillaba jugando más retrasado.

Cuando el Tano Renato Cesarini, a instancias de Carlos Peucelle, formó La Máquina, no se sentía convencido de ponerlo a Pedernera, influyó mucho la presión del público. Sin embargo, conversando con gente que los vio jugar sostienen que jamás hubiese sido lo que fue sin Adolfo Pedernera. El Genio ya había salido campeón en 1936 y 1937.

Un dato sorpresivo, firmó su primer contrato profesional el 26 de mayo de 1937. La Máquina debuto el 21 de septiembre de 1941, lo ubican a Antonio como centrodelantero, y la famosa delantera formó con: Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau. 

Ese día enfrentaron a Independiente derrotándolo por 4 a 0, con tres goles de Adolfo y se transformó en el conductor del equipo. Obtuvo 10 títulos con River. Después de once temporadas, fue transferido a Atlanta, Huracán y explotó en Millonarios de Colombia, conquistando 4 campeonatos y la Copa Colombia, para abandonar el fútbol en Huracán en 1954.

Con la Selección Argentina participó, ganando la Copa América de 1941 y 1945, siendo titular en 20 circunstancias. Después comenzaría una célebre campaña como técnico. Dirigiendo a El Globo de Parque Patricios en tres oportunidades; Nacional; América de Cali; Selección de Colombia que la clasificó para el Mundial de Chile por primera vez; Gimnasia y Esgrima La Plata; Boca, jugó la final de la Copa Libertadores del ’63, cayendo vencido ante el mejor Santos de Pelé de todas las épocas, lo sacó campeón en 1964 y junto a Néstor Rossi en 1965; Independiente, Talleres para retirarse en Banfield en 1976.

Cuando decidió escribir su autobiografía nos reunimos en varias oportunidades, y surgió una hermosa empatía, finalmente el autor fue el buen periodista Alejandro Yebra. Conversar varias horas con él me enriqueció mucho en mi carrera, me transmitió conceptos inéditos que me hicieron comprender más las actitudes del grupo.

“El técnico exitoso tiene que haber sido jugador de fútbol, porque sino tus dirigidos, cuando charlan entre ellos, desprecian tu trabajo y no obedecen totalmente las órdenes. Hay que darles libertad pero ser muy estricto en los entrenamientos y con las charlas técnicas”, sostuvo Adolfo.

Demostró ser un futbolista descomunal, pícaro y efectivo a la hora de definir partidos. Gente como Pedernera no debería partir nunca porque sus conocimientos son muy valiosos y resuelven problemas.

Hoy el fútbol carece de un técnico con esas características, que realicen docencia, Adolfo lo empleaba con mucho éxito, era único e inolvidable.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos