No hubo VAR ni ningún "llamado" raro... El árbitro Fernando Espinoza negó haber utilizado la tecnología para convalidar el primer gol de San Lorenzo frente a Tigre.

"Vino un centro. Al jugar hacia atrás el jugador de Tigre (Sebastián) Prediger, si bien está fuera juego (Nicolás) Blandi, esta acción deliberada lo habilita y termina en gol. El asistente (Javier Uziga) me levanta la bandera porque no ve que el jugador de Tigre es el que juega para atrás, sino que ve y cree que uno de San Lorenzo que estaba cruzando es el que cabecea. Cuando me levanta el fuera de juego, yo estaba muy claro de que uno de Tigre había tirado el balón hacia atrás", narró el mendocino en declaraciones a Fox Sports.

Espinoza contó que Uziga le "comentó que cobró el fuera de juego en la segunda instancia. Ahí le dije que era un futbolista de Tigre el que tocaba para atrás la pelota".

"Nos tomamos un segundo porque había que resolver bien, había que hacer justicia deportiva. Por eso nos tomamos el tiempo necesario. Hablamos ente los cuatro. Dicen que el cuarto árbitro se acercó a la cámara y no. Él no vio la jugada porque no se repitió, sólo se acercó 2 al banco de San Lorenzo porque estaban protestando. Nos demoramos un poquito porque estábamos hablando los cuatro, queríamos corroborar bien y hacer justicia", sentenció.