617 días puntero. 46 fechas. Boca, en lo más alto. Dos títulos. Y los elogios, a la orden del día. Es verdad que los números mandan y suelen tapar los errores a la hora de hilar cuando toca analizar el funcionamiento colectivo de un equipo. Y con este Boca, en varias oportunidades, el resultado victorioso tapó los cuestionamientos.

Guillermo Barros Schelotto, en el arranque presente temporada, puede contar con un plantel de lujo, de calidad y jerarquía, que podría marcar la diferencia en cualquier campo de juego. De mitad de cancha para adelante, el mellizo tiene diversas opciones para elegir, lo mismo que en el mediocampo, aunque, nuevamente, en la zona defensiva, las dudas y las falencias son una moneda constante.

La derrota ante Estudiantes, además de perder la cima, genera varias lecturas. Este equipo, ganando, siempre fue un cúmulo de individualidades de renombre que a veces logran jugar bien, pero como equipo siempre evidenció las mismas dificultades que ayer quedaron expuestas en la derrota. Pero lo más preocupante es su juego. No tuvo buena circulación, sufrió la pelota parada y como consecuencia, se fue con las manos vacías, jugando frente a un equipo que le jugó fuerte e intenso en todos los sectores del campo.

¿Por qué Guillermo decidió jugar sin un "9"? El técnico de Boca decidió, sorpresivamente, incluir a Mauro Zárate, como principal referente, dejando a Wanchope Ábila en el banco, lo mismo que a Tevez, quien finalmente no ingresó ni un minuto.

¿Por qué ese capricho? Ábila había jugado como titular en el debut frente a Talleres, lo mismo que ante Libertad, por la Libertadores. Boca sintió la ausencia de un jugador metido en el área. Pero esta vez, Guillermo cambió, se equivocó y el resultado final estuvo a la vista.

Mauro Zárate nunca se sintió cómodo como "9", y cuando el DT quiso cambiar, estando en desventaja, ya era tarde. Pavón, salvo en algunos pasajes del primer tiempo, se pareció al Pavón que desea ver en acción Boca, pero luego entró en sintonía junto al resto y su juego se diluyó con el correr de los minutos.

Y el mediocampo integrado por Nández-Barrios-Pérez, tampoco sirvió para generar juego, algo que debe hacer cargo Cardona, que tampoco estuvo a la altura. Guillermo debe replantearse muchas cosas y dejar de lado esa confusión en la que la que parece sumergido, sino quiere recibir un nuevo golpe, teniendo en cuenta que el objetivo de la Libertadores es al que apunta.

Comentarios

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos