Volvió por un logro más, y cumplió. Después de la obtención del Apertura, Guillermo De Lucca y todo su cuerpo técnico regresó a Dock Sud en octubre para el final de la temporada, mejoró el nivel colectivo en los últimos encuentros y consiguió el objetivo: victoria 2-0 a Berazategui para lograr el tan ansiado ascenso a la Primera B. En diálogo con Crónica del Ascenso, Willy revive lo que fue aquella tarde, y el camino recorrido.

 

De Lucca, parte de su cuerpo técnico, Wysocki, Motta y Oberman visitaron nuestra redacción para recordar el hito (Nahuel Ventura).

-¿Qué sienten al haber conseguido el objetivo?

-Recién nos damos cuenta de la magnitud que tiene para Dock Sud haber ascendido. Creemos que es un esfuerzo de todos porque es un club que viene creciendo en los últimos 3 años con obras, siempre intentando ascender. Perdimos en cancha de Independiente, los grandes se quedaron para una revancha. Pudimos seguir con una base y lo coronamos entre todos, con el ascenso. Hay mucha gente por detrás de esta camiseta que necesitaba una alegría y por suerte se la pudimos dar.

-¿Se les venía a la mente la final que perdieron la temporada anterior?

-Cuando decidimos quedarnos nuevamente y vimos que la gente quería tener revancha de jugar, en ese momento, interiormente sabíamos que íbamos a ganar el derecho de jugar una nueva final. Los jugadores se han propuesto erradicar esa espina de la otra vez, las dos finales las jugaron como tal. En la segunda, creo que fue un equipo con ganas de que no se les escape nada. Es la visión que teníamos del primer momento, que íbamos a tener revancha. Notábamos que era difícil que se nos escape. El equipo no era el mismo de antes, para armar tuvimos que poner una línea, no fue fácil. Los dirigentes nos hicieron volver al club. Se armó un equipo otra vez, el profe tuvo mucho laburo desde lo físico, repito no era fácil, se hizo un trabajo muy bueno.

-¿Cuánto pesó la experiencia de los jugadores que tuvieron paso por la Primera?

- Con la gente más grande nos permitió llevarlo adelante bien, por la forma en que tenemos, siempre con la verdad. Ellos sabían que tenían que ser intensos, al máximo posible. El que estaba mejor iba a jugar, sea a chico o grande. Tenemos mucho respeto hacia ellos pero ellos también, fueron respetuosos y siempre entrenaron a full. Esa experiencia en ciertos momentos por ahí que se complicaban te hace jugar distinto, manejan los tiempos de otra forma quizás. Aportaron en momentos críticos, al que le tocó jugar respondió bien, con todos los jugadores, ya sea grande o chico, tenemos palabras de agradecimiento.

-¿Hubo algún momento o partido que dijeron esta vez es nuestro?

-A nosotros nos tocó volver en las últimas cinco fechas, la intensidad que queríamos en el plantel no la teníamos. Te diría la semana previa a la primera final. Llegamos a un punto en el que empezamos a hacer toda velocidad y todo más exigente. El equipo había mejorado, el partido contra Ituzaingó había sido bueno. Esa semana nos permitió llegar a la mejor manera al partido. El primer tiempo tuvimos para ganarlo, el segundo por ahí no pero defendimos bien. El segundo partido lo querían jugar, por más que llovía con todo, ahí te das cuenta, las ganas que tenían todo, querían sacarse una espina, uno nota algo que venían las cosas bien.

-La final fue durísima con Bera, venían con un nivel bárbaro...

Futbolísticamente por ahí ellos venían un poco mejor. Por eso nos enfocamos en lo físico. Nuestro juego es físico pero ayudaba en nuestro juego, no lo podíamos sostener antes. En la final no hay tanta diferencia. Definirlo de local en nuestra cancha era un plus. La gente con experiencia no iba a sentir presión, no iba a influir. Lo volcamos a nuestro favor. Ver como mejoraron en lo físico nos da tranquilidad para hacer juego con presión en mitad de cancha. En el segundo nos adelantamos 10-15 metros que a través de esa presión tuvimos chances y lo terminamos ganando bien. Obviamente el gol hace que se abran los espacios, y con la experiencia que teníamos, manejamos bien los tiempos del partido.

-¿En quién pensaron apenas terminaron el partido?

-Yo tengo palabras de agradecimiento con todos los que me ayudaron. Se me cruzó toda la gente que me apoyaron, sería injusto nombrar a alguno en particular. Llevo a mi nena hace siete meses en la cabeza, ojalá le llegue el mensaje, el título es para ella.

Comentarios