En la infancia, su hermana Natalia -dos años mayor- tuvo la ocurrencia de bautizarlo como Pipi. En ese momento sólo era un divertido apodo para llamarlo en su hogar y nadie creía que su verdadero nombre (el que idearon durante nueve meses sus padres Atilio y Rita) quedaría enterrado. La mención es para Leandro Romagnoli, quien se transformó en ídolo de San Lorenzo y este sábado tuvo su merecido partido de despedida. 

El Pipi en andas de sus amigos del fútbol (Hernán Nersesian -diario Crónica-).

La última función, después de 20 años de carrera, se dio en un escenario ideal: tarde soleada; con su segunda casa repleta de cuervos; rodeado de familiares, amigos y ex compañeros. Así, el Nuevo Gasómetro fue testigo de una jornada cargada de emociones. Y no era para menos: el hombre que ahora hace las funciones de mánager es el último gran héroe de la historia reciente, en la que consiguió seis títulos. 

Leandro junto a su familia (Jonatan Moreno -diario Crónica-).

La despedida se inició con una pantalla gigante que regaló una serie de recuerdos. Sus gambetas cuando era un pibe generaron aplausos, suspiros y algunas lágrimas; su flequillo que impuso una moda entre los jóvenes sanlorencistas de la época tampoco faltaron; así como también se hicieron presentes las imágenes de todas las vueltas olímpicas que pudo realizar como jugador. De todas formas aún le faltaba una, y fue la que realizó junto a toda su familia que lo acompañó a lo largo de su exitosa vida deportiva.

El abrazo con su papá, Atilio (Hernán Nersesian -diario Crónica-).

Justamente quienes también le hicieron compañía y no querían perderse de la fiesta fueron sus ex compañeros y amigos. Con camiseta negra aparecieron aquellos que integraron la primera parte del Pipi como jugador: Ezequiel Lavezzi, Sebastián Saja, Leo Rodríguez, Bernardo Romeo, Néstor Gorosito y Alberto Acosta, entre otros. Enfrente, con casaca azulgrana, jugaron los más recientes: Sebastián Torrico, Gonzalo Bergessio, Fabricio Coloccini, Ignacio Piatti, Néstor Ortigoza, Juan Mercier, Mauro Matos y Nicolás Blandi. El DT de éste último fue Edgarzo Bauza, quien se llevó la segunda gran ovación de la jornada.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos