La séptima Libertadores es la máxima obsesión de Boca. Pero tanto el Consejo de Fútbol como el cuerpo técnico tienen en claro que para lograr ese cometido, debe reforzar al plantel. La ofensiva careció de variantes en el centro del ataque y, en consecuencia, el Xeneize tomó una llamativa postura: buscar tres número 9.

En ese contexto, la idea de Miguel Ángel Russo y Juan Román Riquelme es traer una figura como titular y buscar dos relevos. El nombre que ilusiona a todos es el de Roger Martínez, quien en las últimas horas quedó envuelto en un escándalo sexual y fue sancionado por América. 

Al margen del conflicto, no será simple contratar al colombiano, por quien pretenden diez millones de dólares. Si bien la cifra parece imposible de abonar para el fútbol argentino, en el club de La Ribera se apoyarán en la venta de Nicolás Capaldo para tratar de sumar al delantero.

En el mismo puesto, Boca está a punto de cerrar la incorporación de Nicolás Orsini, quien actualmente se desempeña en Lanús. Por él pagará cerca de 2 millones de dólares por la mitad de la ficha. Y en la misma tónica, hay un tercer nombre que "está próximo a cerrarse" pero aún no se filtró.

Dejando de lado la ofensiva, el Xeneize también mira otras posiciones. Y en ese contexto, ya acordó de palabra con Esteban Rolón, quien la rompió en sus inicios en Argentinos Juniors pero sus últimas temporadas no fueron positivas.

Comentarios