Cuando ocurre algo como lo que sucedió en el Estadio Único Diego Armando Maradona, inevitablemente nos acordamos de uno de los mejores entrenadores que dio la Argentina y que nos condujo a la segunda copa del Mundo, Carlos Salvador Bilardo. ¿Recuerda cuando el Doctor dijo que corner mal tirado es gol en contra? Bueno...volvió a escribirse un nuevo capítulo que le da la razón a esta teoría. Gimnasia se agarró del pensamiento de quien, paradójicamente, está identificado con Estudiantes, y de esa manera logró el gol que le dio la victoria sobre Newell´s. Un tanto que empezó a cimentarse a partir de una mala ejecución de un tiro de esquina del visitante, que derivó en un rechazó y que terminó en una larga corrida de Carbonero -aprovechando una desinteligencia entre Belluschi y Acevedo- con una definición cruzada al palo derecho. Después, overol puro, sacrificio y solidez para mantener la diferencia.

El tanto del "Lobo" pareció llegado de otro partido. Es que Newell´s había sido claro dominador del primer período, con llegadas permanentes sobre la valla de Rey, donde no faltó la contribución de una defensa local que no entregó garantías. Belluschi, Scocco y Nicolás Castro estuvieron cerca de poner en ventaja a la Lepra mientras Gimnasia apelaba a alguna maniobra lucida de Brian Alemán o el desequilibrio de la Pulga Rodríguez. Pero éste último todavía no se dio cuenta que cambió Santa Fe por las diagonales platenses y terminó siendo reemplazado, cosa que no le gustó.

Hasta que llegó esa acción rápida nacida de un corner ajeno y el conjunto de Pipo Gorosito se puso en ventaja (antes apenas había inquietado con un cabezazo de Coronel rechazado en la línea por Nacho Scocco

El problema de Newell´s es psicológico, lo que quedó demostrado en el complemento. Fue una etapa donde no generó un momento para la ilusión. Por el contrario, quedó a merced de un Lobo que manejó el trámite con suficiencia pero que careció de ferocidad para liquidarlo.

Comentarios