El punto no dejó del todo conforme a Gimnasia , que empató ante Patronato. Es que no pudo aprovechar sumar de a tres ante uno de los equipos que hasta hoy no había sumado puntos y poder alcanzar así a Huracán, segundo en la zona 6. Con el 0-0, el Patrón quedó sin chances de ingresar a la zona campeonato, ya que por cada grupo solo clasifican los dos primeros y ya no tiene posibilidades de alcanzarlo.

Las mayores emociones en este partido estuvieron en el cuarto de hora inicial, que encontró al equipo dirigido actualmente por Sebastián Méndez mucho más activo que su rival, habiendo generado incluso en 10 minutos dos acciones claras para convertir y romper con el cero. El resto del encuentro tuvo características muy diferentes al inicio, en la que se vio poco de fútbol y mucho de fricción y juego brusco, algo que incluso le costó al Patrón terminar con un futbolista menos que su rival por una tarjeta Roja.

Cuando el Lobo platense se dignó a jugar, inquietó el arco defendido por Daniel Sappa. A los 8, en la acción de peligro más clara del partido, una buena habilitación de Erik Ramírez terminó en un mano a mano de Johan Carbonero que eludió sin problemas a Sappa, pero llegó exigido para definir con el arco a su merced y su envío terminó con la pelota pegando en el palo. Dos minutos después, otra vez las "narices" del Lobo arrimaron local, pero esta vez quien falló en la definición tras una buena acción colectiva fue Ramírez, tirando la pelota por encima del travesaño. Luego de estos dos sobresaltos, el partido se "planchó", pero los problemas no caducaron para el Patrón, que a los 31 sufrió la expulsión de Leandro Marín, por un patadón.

En el complemento, en medio de la monotonía y en silencio, la actuación discreta fue la de Sappa, que fue exigido levemente tres veces, pero en todas respondió sin dificultades. El Lobo también tuvo su jugador destacado en la solvencia de Paolo Goltz en la última línea. Antes del final, así como Gimnasia tuvo una muy clara en la etapa inicial, el elenco de Gustavo Álvarez también contó con una insólita acción desperdiciada. Es que a poco del final, el ingresado Germán Rivero superó una mala salida de Jorge Broun y con el arco servido y un compañeros llegando por el punto penal, tardó en tomar una decisión y Melluso terminó siendo efectivo en el cierre, en un partido en el que los goles brillaron por su ausencia.

Comentarios

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos