Los simpatizantes de Boca explotaron de bronca tras finalizar la primera parte de la venta de entradas generales para la Superfinal de la Copa Libertadores, ante River. Quienes no pudieron adquirir localidades a través del portal oficial, hicieron saber su malestar yendo a protestar a la cancha.

Allí, forcejearon con la policía y reclamaron por las insólitas medidas que la institución implementó para adquirir los tickets. Tras estos disturbios la cuenta oficial de Twitter Xeneize, informó que lanzará una segunda tanda, que comenzará a partir de las 19.

En la mañana de este jueves, las entradas que pusieron a la venta se agotaron en apenas media hora.

Muchos socios que habían ido a todos los partidos de local que se jugaron por Copa no pudieron comprar mientras que otros tantos, que no habían ido a ninguno, sí pudieron. De este modo, no se estaría aplicando el "filtro" que implementaron desde el club para darle prioridad a aquellos socios que más asistieron a la cancha. Y eso generó furia entre los socios.

Algunos de estos, quisieron entrar al estadio por la fuerza, pese a que el club está cerrado. Tras este desbande, personal de infantería se hizo presente para garantizar el orden entre los alborotados hinchas que bregan por una entrada.

Por otra parte, también hay quienes denuncian que muchos tickets ya están siendo vendidos en distintos portales de internet, es decir a través de la reventa.











 
Las entradas se agotaron en media hora
Así la policía custodiaba al estadio tras los disturbios. (Nahuel Ventura)