Al margen de un buen grupo de colombianos, uno menor de egipcios y muchos italianos, el empate amistoso entre la Selección cafetera y los Faraones tuvo un espectador especial, que posó sus ojos exclusivamente en un jugador: Frank Fabra. Se trata de Pantaleo Corvino, director general de Fiorentina, quien siguió cada movimiento del lateral de Boca en el encuentro disputado en Bérgamo. 

 

Se ve que quedó satisfecho porque el club donde brilló Batistuta inició contactos para llevarse al marcador de punta. ¿Con cuánto se despachará el Xeneize?