Frustrada tiempo atrás su transferencia a Real Madrid, Exequiel Palacios sufrió luego una micro fisura proximal de peroné derecho, que lo marginó de las canchas por alrededor de dos meses, y el panorama se tornaba totalmente desalentador para el tucumano. Para colmo, en su regreso a la competencia oficial al mediocampista le llevó un largo tiempo recuperar su mejor versión.

Recién en este semestre la Joya empezó a sentirse con más confianza, y enseguida se ganó la convocatoria a la Selección. La rompió en la goleada de Argentina frente a México, y retornó al país más motivado que nunca. Tal es así que redondeó una gran actuación el sábado pasado ante Huracán, con gol incluido, y por eso vive un presente soñado con su gran nivel.

"Estoy contento por el momento que estoy pasando. Me fue bastante bien en la Selección y después creo que hice un buen partido ante Huracán. Estoy feliz", expresó el futbolista, en diálogo con el sitio oficial de River, y agregó: "Con la ayuda de mis compañeros creo que se hace más fácil todo. Si bien se habla de uno cuando se hacen bien las cosas, trato de tomarlo con tranquilidad y responsabilidad".

Teniendo en cuenta su destacado nivel, es probable que la Joya emigre en el corto plazo, aunque el club interesado deberá desembolsar, como mínimo, los 15.000.000 de euros de la cláusula.

Su paso por la Mayor

Sobre su experiencia en la última doble fecha FIFA con la Selección, Palacios, que ingresó en el complemento ante Chile y fue titular contra México, analizó: "Creo que se hizo un buen trabajo en mitad de cancha, hicimos un partido correcto. Fueron partidos diferentes, pero a la hora de tocar y triangular lo hicimos de la mejor manera. Fuimos muy efectivos a la hora de marcar".

Comentarios

Ver más productos

San Idefonso, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Idefonso

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos