Marcelo Díaz se convirtió en uno de los referentes principales de este Racing comandado por Eduardo Coudet. La experiencia del chileno de la selección le dio el equilibrio ideal a un equipo que es protagonista en la Superliga y que quiere coronarlo con el título.

Los días corren y el torneo ya se encuentra en etapa de definición, donde la Academia no puede darse ningún tipo de lujo de tropiezo, sabiendo que Defensa lo sigue de cerca a un punto.

En este panorama, Coudet no tuvo una buena noticia en las últimas horas, sabiendo que su estandarte en el mediocampo está en duda para el partido del sábado con Belgrano, en Córdoba.

El chileno Díaz trabajó en kinesiología ya que padece una sobrecarga en el sóleo izquierdo y está casi descartado para recibir al Pirata, a pesar de que el cuerpo técnico que encabeza el Chacho lo evalúa día a día y espera que pueda llegar al partido, aunque de ser así lo haría con lo justo.

El cuerpo médico sabe que es una lesión "traicionera" que debe ser bien curada para que no vuelva a reaparecer. Le ha sucedido a varios futbolistas que, con esa lesión, han tardado más de un mes en recuperarse, con lo cual, si esto sucediera, Díaz se perdería todo lo que resta de la Superliga, y eso para Racing no sería nada bueno.

Tanto en el entrenamiento del martes, como el de este jueves, Díaz no formó parte de la práctica formal de fútbol, sumado a que el DT planea también una variante más respecto del empate 1-1 con Colón.

Para sustituir al trasandino ingresaría Nery Domínguez, mientras que Augusto Solari tendría lugar entre los 11 iniciales. De no mediar imprevistos, el equipo sería: Gabriel Arias; Renzo Saravia, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti y Eugenio Mena; Domínguez o Díaz; Solari, Matías Zaracho y Pol Fernández; Lisandro López y Cvitanich.

Este viernes Racing volverá a entrenarse en Avellaneda y luego del mismo el plantel profesional quedará concentrado a la espera del partido que se disputará desde las 20 en Avellaneda.

Comentarios