La conquista de la Copa Libertadores en Madrid ante el rival de toda la vida no solamente le significó a River alcanzar la hazaña más importante de su historia, sino que también le permitió al equipo de Gallardo la posibilidad de poder disputar la Recopa Sudamericana. Luego de lo que fue la eliminación de la Copa de la Superliga a manos de Atlético Tucumán, el Millonario ahora pone completamente el foco en el duelo del miércoles en la ida ante Athletico Paranaense, donde buscará sacar un buen resultado que le permita cerrar la serie en casa y levantar un nuevo título internacional.

Lucas Pratto, la referencia de ataque más importante que tiene el campeón de América, habló en conferencia de prensa y empezó a palpitar lo que será el primero de los dos duelos ante el conjunto brasileño. "Ya sabemos cómo juega Paranaense", sentenció el Oso, para de inmediato agregar que "tiene un estilo de juego marcado que es diferente al del fútbol brasileño. Tratan de salir jugando de atrás, meten mucha gente en ataque; es un fútbol más moderno, algo que en Brasil no se estaba viendo, y ya lo vimos tanto en los partidos con Boca como otros del año pasado y de Libertadores".

Además, el ex delantero de Vélez habló sobre las particularidades que tendrá esta gran final: la indiferencia si se marca de visitante y el césped sintético que presenta el Arena de Baixada, estadio que albergará el primer duelo entre ambos. "Esta final es diferente porque no hay gol de visitante, pero sabes que tenés que hacer un gran partido para llegar más tranquilo acá", señaló Pratto, al mismo tiempo que afirmó que "el césped sintético de su cancha es un poco más rápido porque es mejor y más alto, la pelota corre rápido, es una cancha muy linda para jugar y no es incómodo". Recordemos que el delantero conoce bien esos estadios gracias a su paso por Atlético Mineiro y San Pablo.

Si bien la mira está puesta en la Recopa, donde River intentará levantar este trofeo por tercera vez en la era Gallardo (conquistó la 2015 ante San Lorenzo y la 2016 ante Independiente Santa Fe), fue inevitable que Pratto no se refiriera al último partido ante el Decano. "Estamos tranquilos por el partido que hicimos el otro día, pero nos quedamos con el sabor amago de no poder clasificar. Los partidos de 180 minutos son así. No hicimos un gran partido en Tucumán y acá ellos hicieron un gol de visitante que les dio la clasificación. Esta llave fue el claro ejemplo de que si de visitante no convertís goles, se te complica si perdés".

Comentarios